C O O K I E S ! para comérselas
Mi portátil, un cigarrilo, las gafas puestas y de fondo Madrid. Creo que no hay mejor ocasión para escribir una nueva entrada. Hace tiempo que no estaba en una ciudad grande, nunca me gustó Madrid pero hoy la he visto diferente. No la recordaba tan bonita. He paseado con poca gente, escuchando al violinista de la calle y sentándome a reír. He descubierto que también puedo hacer la vida lenta en Madrid. Con la estación de metro frente a este balcón, y edificios altos en la lejanía. Madrid. Hoy suena bien esa palabra. Seguramente mis letras se quedaron aquí la última vez que vine, y parece que han vuelto a mí.

Me siento extraña como si estuviese descubriendo de nuevo la ciudad, he paseado por lugares que ya conocía pero aún así todo parece brillar. Incluso el calor de un verano sofocante en Madrid parece respetarme. Siento la brisa, sin olor contaminado, puede que sólo por mi cigarrillo. Miró al cielo y hoy no lo veo cubierto de la espesa capa de contaminación. Un poco a lo lejos, quizá, pero por el camino a casa. Oigo el silencio de la ciudad, un silencio plagado de motores, gente caminando y el estridente sonido del metro. Ese es el único silencio que me puede brindar la ciudad.

Sigo sintiendo como paseo por Preciados, con el violinista de fondo, la calle casi vacía, los establecimientos cerrados y yo disfrutando de la música. He intentado seguir dentro de ella hasta que he salido de allí, me hace un poco más feliz. Me gusta ver la gente de caminar deprisa, los delata, son individuos de la ciudad. Turistas de mil idiomas, y grupos. Siempre hay alguno en solitario.

No voy a cambiar de idea, sigo aborreciendo Madrid, pero hoy, esta soleada mañana, Madrid quiere agradarme y yo me dejo llevar por sus encantos de ciudad. Sólo un par de horas, las que la ciudad quiera, estoy dispuesta a ser de ella y bailar bajo su silencio. No me echará de menos cuando parta, ni yo a ella, pero siempre quedará entre sus calles que le sonreí y le besé, como si estuviera descubriendo de nuevo Madrid.

"Escribir en Madrid es llorar, es buscar voz sin encontrarla, como en una pesadilla abrumadora y violenta." Mariano José de Larra

6 comentarios:

  1. Hola gracias por pasarte por http://unaaficionadaavertesonreir.blogspot.com/
    Veo que compartimos ciudad, aunque la verdad a mi Madrid me encanta, no se tiene algo que me encanta xD

    ResponderEliminar
  2. Madrid. Últimamente las personas éste verano hacen muchísimos viajes por esas calles ruidosas.
    Lo que explicas en tu texto, hay veces que me ha sucedido por éste pueblo.
    Cuando coges tus auriculares, te ''arreglas'' y te amoldas, sales, caminas. Solo caminas sin un rumbo pensando en todo, observando. Y aquello que observas, curiosamente te termina haciendo cosquillas... como si te llegase cada rareza oculta y pequeña de cada esquina.
    Y respecto al comentario que me dejaste, sí, hay veces que pensamos demasiado en lo que sucederá y se te terminan quitando las ganas.

    ResponderEliminar
  3. Las veces que he estado he ido tan deprisa que no me ha dado tiempo a vivirla...pero en la ciudad que vivo me pasa algo del estilo, no me gusta per de repente, un momento de paz, una sonrisa :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por pasarte por mi blog! estube leyendo un poco tu blog y me gusta mucho como escribes, asi que te sigo! ahora mismo el ordenador me da problemas pero te agregare a mi lista de blogs :) yo nunca he estado en Madrid, pero es una de las ciudades que me gustaria visitar, espero que cuando vaya me guste! respecto a tu otra entrada yo a veces tambien pienso un poco en eso, que todos los blogs que leo hablan de amor. y debo decir que yo tambien pasé por esa época, porque estaba enamorada y todo lo que me venia a la cabeza era sobre eso. ahora hablo de cosas distintas! saludos ^^

    ResponderEliminar
  5. Será porque yo no soy de Madrid, pero cada vez que voy siempre tengo un motivo para volver y pronto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Siento discrepar contigo, a mí me encanta Madrid, aunque tampoco la conozco tanto ;)
    Interesante tu aportación a la entrada de mi blog, muchas gracias.
    un saludo!

    ResponderEliminar

Déjame un sueño