C O O K I E S ! para comérselas
Ya es momento de que de mil vueltas a mis tripas y las ponga sobre la mesa, como hace tiempo no hacía. He vuelto, y está vez es para quedarme, cueste lo que cueste.

Durante esas semanas sin noticias de mí no he hecho mucha historia, como todos en exámenes y sin chicha ni limoná. Aún así he tenido varios momentos de venir aquí a escribir una entrada, dejarla a medias y volver a desaparecer. No es que no me apeteciese, sólo que no lo veía adecuado. Tal vez me he vuelto una blanda, o yo que se qué, pero ya no me gusta ser tan clara por este, mi lugar. Digamos que el anonimato ha desaparecido totalmente -si alguna vez llegó a existir- y ahora tengo miedo de que haya gente que escriba lo que escriba se sienta reflejada en estas palabras. Reconozco que más de tres tercios del blog es personal, momentos y situaciones, tanto presentes como pasadas, pero es que también existe un lugar que es mi imaginación. Por supuesto que todo tiene algo de mí, aún así no lo es todo.
¿Por qué me paro en esto? Porque si caminamos hacia atrás en mis entradas hay una dedicada exclusivamente a estas cuestiones del anonimato, en el que expongo que no comprendo del todo que la gente se esconda tras ello, ahora si lo comprendo. Me siento atosigada, y atada por mis propias ideas y locuras escritas en este blog. Quisiera decir que abro otro, me olvido de este, y empiezo como anónima, pero es que no quiero eso. Sólo pido a todos aquellos que tras mis palabras se ven escondidos que no es así, y si lo es estoy segura que primero lo he comunicado antes de publicarlo. Así que, con toda libertad, mucho cariño y nada de acritud.

Con mi vuelta por estos mundos, ya me pongo a comentaros a vosotros, pequeños lectores como loca. Me apetece mucho que nos leamos de nuevo, porque sí, ya tengo palabras para entregaros.

Por cierto, dentro de poco os presentaré mi nuevo blog, totalmente independiente de éste. Resulta que voy a empezar a publicar única y exclusivamente mis novelas en un blog. Las podréis descargar desde allí y seguir al corriente todo. Aún es proyecto, más que nada porqué no se que publicaré de todo lo que puedo hacer... Sólo espero que os guste y me sigáis con las mismas ganas que este loco blog.

¡AH! Y mi nueva cabecera, como siempre Cantabria de fondo. Nos leemos, pequeños envidiosos ¿os acordáis? Seguro que los que lleváis mucho camino conmigo sí.
Os hago entrada breve, pero que espero que os guste. Sigo viva y esperando a escribiros de nuevo, de verdad, ya siento estar desaparecida. Suelo pasarme por los blogs, no comento, pero lo hago, lo prometo.

Sin más historia, os dejo con el nuevo anuncio de Estrella Damm, como siempre un diez. Si no recuerdo mal, hará hace un año que dejé el anuncio del 2010.