C O O K I E S ! para comérselas
Algo mató tus ganas de sonreír, algo me dejó a las puertas del cielo.

Noche estrellada, calle vacía unicamente yo y esos ruidosos coches. Niña en un mundo de adultos en el que me niego a entrar. Me gustan las cosas sencillas sin responsabilidad, aún no he nacido para eso. Vaga y absurda por igual, quejica y cabezona rozando la locura. Creada de un molde hecho para mí y roto de una patada cuando salí de él. Única en mi especie sin duda; nadie puede ser tan poco brillante. Cobarde como el caballero que va a luchar y en el camino entrega a un campesino su armadura para que sea él quien libre la batalla. Dañina como un poco de cianuro cada mañana; ya dejé cadáveres en el camino. Sincera hasta que duele, experta mentirosa. Enamoradiza como una novela de Jane Austen, fría como la nieve blanca que adorna el Himalaya.

Yo siempre he sido tan yo, y ahora llegas tú y no quieres que sea yo.

No intentes cambiar lo que es perfecto en su imperfección.

No quieras controlar lo que es una fiera salvaje.

No pretendas morder lo que no puedes comer.

No busques encontrar lo que nunca tuve.

3 comentarios:

  1. me encanta!
    que nadie te controle, que nadie te cambie! nunca!

    ResponderEliminar
  2. ea pues eso, tú lo has dicho, que nadie te cambie, tú eres tú y tus circunstancias, como dice Ortega y Gasset, y nadie puede pretender que cambies por él/ella.
    Ameliè... bueno, yo la he visto una vez que yo recuerde, es una película rara... no sabes por dónde cojerla.. pero ella tiene algo que hace que la película en sí sea especial, no sé, subjetivismo mío.
    Quiéreme si te atreves! wuah, te dije que era fantástica! yo pensaba que ya la habías visto por lo que pones de capaz/incapaz xDD
    jajaja no te preocupes! puedes comentar en espanish si quieres mujeer! pero bahh no te vayas a pensar ehmm.. por ser tu vaya... :P xdd

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes qué? De tu primer párrafo, podría hacer un copiar y pegar, y me estaría describiendo a mí misma. Me ha encantado, y me quedo corta.

    Y pese a todo esto, creo que tú siendo tan tú, ya es mucho más que ser cualquiera. Y más hoy en día, que son todas iguales, sin personalidad y sin cerebro. Así que como tú has dicho, que no intente cambiar lo perfecto en su imperfección.

    ResponderEliminar

Déjame un sueño