C O O K I E S ! para comérselas
-Puede ser...
-¿Puede ser? Es, es... ¡para que engañarte a ti misma!
-Porque así soy feliz, tampoco creo que sea un delito.
-La ignorancia es la felicidad, ya lo dice mi madre. Pero lo tuyo es de imbéciles.
-Calla, dejemos que esto fluya. Mañana si quieres hablamos sobre esto, me riñes y me recuerdas que soy idiota.
-Idiota no, imbécil. No pongas en mi boca palabras que no son.
-¿Qué haría sin ti?
-Sin mí no serías tú.

Las conversaciones absurdas entre amigas son las más bonitas para dejarte llevar. Ella es tú pizca de cordura en un momento de locura.

1 comentario:

  1. La reflexión que tú me haces también tiene bastante razón :) .
    Por cierto, qué gran conversación la de tu entrada ; típicas conversaciones entre amigas de VERDAD, sin apariencias.

    ResponderEliminar

Déjame un sueño