C O O K I E S ! para comérselas
Diez cigarros después, una absurda tarde escuchando Electroviral me han hecho recordar una conversación:

¡Feliz Año! Oye, tú sólo quieres un polvo, yo necesito amor.
Teléfono colgado.

¿Se puede ser más imbécil? Seguramente sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame un sueño