C O O K I E S ! para comérselas

JODER, he vuelto.

Por Drama Queen martes, diciembre 13, 2011

Sí, ¡CUANTO NECESITABA ESTO! Vuelvo, como un pájaro libre que de nuevo vuela y siente como sus alas se despliegan. No sé en que modalidad estoy, ni que voy a escribir, tampoco sobre que. Supongo que de mi vida, de mis momentos y locuras. Ésta vez no espero que me lean, no, porque tal vez voy a escribir tantas verdades que me duelan incluso a mí. Estoy harta de lo que me rodea.

¿Vosotros entendéis como las personas pueden ser a veces tan indiferentes? Oigo decir como se quieren, pero el respeto y la implicación de unos con otros está totalmente en la tumba. Si eso es amor, que a mí no me quieran jamás así. Me veo en una situación donde no puedo ser yo, y si lo soy me cuesta más de un disgusto. Sobrevivo como puedo, intentando callar mi maldita verborrea que sólo dice verdades. Creo que ya lo he dicho muchas veces, pero lo repito; la verdad está sobrevalorada. Mientras unos miran hacia otro lado, otros asienten, pero la realidad es que nadie hace nada por cambiar. ¿Sabéis por qué? Porque se necesitan para no sentirse solos. Da tanto miedo la soledad que a veces se privan de la realidad para no sentir como se acopla en ellos. Da igual, mejor dicho, les da igual, pero a mi no. Yo no soy nadie, ni quiero serlo, para cada vez que me veo obligada a compartir segundos con quien no quiero me siento asfixiada como si el oxígeno no llegase. Comienzo a preguntarme que hago en ese lugar. No es que los deteste o no los soporte, no son las personas, son las situaciones. Ver todo con claridad y aún así no comprender lo que ocurre.
No sé si es mi culpa, del destino o simplemente que la gente se conforma con demasiado poco, pero sea lo que sea no es justo para mí. No para mis principios y coherencia. Si algo no me gusta lo digo, después lo desapruebo y termino por desvincularme. Pero por desgracia no todo el mundo es como yo, y debo acostumbrarme a vivir con quien no es así, porque como he aprendido en esta ausencia del blog, no puedo esperar nada de nadie, aunque yo quiera dar.

¿Sabéis que es lo peor? Que esto me afecta de una forma tan brutal que empiezo a inmunizarme, poner mi capa fría, y comenzará a tener repercusión en la relación que tengo con mi pareja. Y eso si que no es justo, ni para mí, ni para él... porque al fin y el cabo, él no tiene la culpa de nada.
¡Hola! Bueno, vengo a daros unas noticias. Este blog se queda en standby, creo que no tengo tiempo, ni me crece escribir cualquier de mis locuras y estúpidas opiniones. Sin embargo, estoy en un momento en el que comienzo con los relatos breves y continúo con muchos intentos de novelas. Así que, aquí os dejo la URL de donde me podéis encontrar. Espero veros pronto, y volver a este mi lugar de vez en cuando. No cierro el blog ni nada así, sólo un pequeño descanso.
Allí ya podéis encontrar mi primer relato corto, "Mi dulce locura, Erena" un +18 que recomiendo a todos los públicos -risa maligna-
Entrad y descubrir
#elsueñodeunaescritora

Mi #15O

Por Drama Queen sábado, octubre 15, 2011 ,

#15O


Ha sido un día brutal. Y no digo brutal politicamente, o con los objetivos más cerca, no, digo brutal de sensaciones. Esa es para mí la palabra que lo define. No puedo analizarlo desde un punto político o economico-social, no tengo bases firmes para ello, ni conocimientos necesarios, pero si puedo hacerlo desde los sentimientos y sensaciones, porque esas son las que yo vivo, y nadie puede robarmelas, ni rebatirmelas

Creo que nunca he estado tan nerviosa como cuando me enteré que finalmente podía acudir. No tengo muy claro por qué, aunque supongo que era por vivir eso que me había llenado desde Mayo de orgullo, y que sin querer de vez en cuando me robaba una lágrima. No de pena, ni de dramatismo, no, sino de orgullo. Es un orgullo que crece desde el corazón y te va enviando a la vez que los latidos una llama que te hace crecerte de emoción. La sientes, palpita junto a tu corazón, y de vez en cuando te obliga a respirar rápido, porque sientes que se acaba el oxígeno de gozo. Es un orgullo que pocas veces estoy acostumbrada a sentir, no porque yo no tenga, sino porque es un orgullo colectivo. Tal vez acudiendo al #15O quería revivir esa experiencia multiplicada por quinientasmil.

Ya en el metro hacía Banco de España los nervios me estaban matando. Veía timidamente a gente con pegatinas protesta, camisetas y otra clase de formas con las que hacerse presente ese día. Antes de cerrar las puertas se oía como por megafonía se avisaba de que hubiese calma, nada de apretujarse, y volverse locos. Ansia, esa es la palabra que explica lo que yo vivía en ese momento. Quería que todo aquel sentimiento y buen hacer de las personas me llenase por completo, como si eso fuese a darme más vida; recargarme las pilas.
Nunca he sido muy activa con ideas políticas, ni he intentado llevar a cabo cosas que creo. Vergüenza, miedo, y sobretodo mi mal humor e intransigencia. Lo admito, soy muy cerrada, y aunque intente tolerar las ideas de otros en muchas ocasiones me alteran. Yo de verdad, que quisiera poder aceptarlas, pero a veces me suenan tantos disparates que no soy consciente de que seguramente lo que yo digo suena a disparate a oídos de otro.

Subir las escaleras, y ver la luz al final de ellas. Así puedo describirlo, y no hablo de la luz del sol, no. Hablo de cientos de personas a una, como si de un foco se tratase, con millones de ideas y causas. Caminando, luchando, y promulgando por ser oídos. No, oír no es escuchar, y ellos querían que los escuchasen.
El 15 de Mayo nació como algo abstracto, para poco a poco durante meses convertirse en algo concreto, y eso es algo que nunca nadie podrá quitarnos. Aún así cada persona interpreta el 15 de Mayo a su manera, y el 15 de Octubre lo dejaron claro. No está ni mal, ni bien, solo deja entrever en que situación nos encontramos. Cada uno de nosotros hemos hecho esta protesta individual, luchando por derechos e ideas diferentes en muchas ocasiones, no siendo tal vez los principales objetivos que se buscan. ¿Eso es malo? Peor me parece que nos veamos obligados a buscar cualquier opción para gritar nuestra pena y dolor. Ahí está la respuesta de cuantas personas se ven oprimidas y con el sentimiento de fracaso. Así que, aunque de cierta manera, pueda enredar el propósito principal, creo que es lo que todos necesitábamos. Sentirnos parte de algo, no estamos solos, mucha gente sufre. Lejos de lo que políticamente signifique y busque el movimiento 15M, yo he visto a un país unido, una camaradería insólita para España. Somos uno de esos países que cuando hay que cerrar filas preferimos matarnos unos a otros. Quizá la historia aún esté demasiado reciente, pero de verdad, con la mano en el corazón yo he visto como el 15M ha tirado una primera muralla. Que sea lo que tenga que ser, pero de mi retina no se irá el adolescente que está con sus amigos allí esperando que su futuro sea mejor que el que tuvieron sus padres. Pero lo más importante reside en que no todos eran adolescentes, ni ni-nis, ni perroflautas como quieren hacer creer. Yo vi jóvenes concienciados, a una, como si supiesen que esto algún día fuese a estar en los libros de historia, con mayor o menor repercusión, pero ellos, querían formar parte de algo, que si bien no de forma inmediata, hará de España algo más grande. También vi jubilados, señoras y señores que gritaban más si cabe que los jóvenes. ondeaban banderas y mostraban pancartas. Esas personas a las que se les pide que después de haber trabajado muchos de ellos desde los catorce años, sean capaces de sobrevivir con cuatrocientos míseros euros. Los que nunca tuvieron nada, y fueron a los que primero prometieron con esta #falsaCRACIA. Sin embargo yo me quedaré con dos clases de personas que vi; un señor de cuarenta y cinco años más o menos, y un padre de familia con su mujer e hijos. El primero blandía un letrero en el que se podía leer "La educación es un derecho, no un privilegio" Y creo que no necesito apostillar más, porque esa oración lo dice todo. ¿Cuántos de vosotros ve como sus padres tienen que recortar de cosas imposibles de recortar para que puedan tener unos estudios universitarios? Yo, recuerdo una película que me cambió la vida con trece años, en ella el protagonista tras mucha mierda comida viene a decir algo así, "El gobierno nos quiere dormidos con drogas, peleas entre tribus, y sin educación. Para que su sistema funcione, necesitan que siempre seamos los de abajo, por eso no quieren que tengamos educación y capacidad para entender lo que ellos hacen" Con eso que me quedo, siempre pensé que era un poco extremista, pero día a día nos ponen más difícil que no creamos en ello. Por último os hablaré de la familia; jóvenes, unos treinta y muchos, con hijos pequeños. Esa para mí es la imagen, ¿como de mal se está que eres capaz de llevar a tus hijos a una lucha que no sabes como se tornará? Muchos pueden pensar que son unos descerebrados, yo ahí veo cuanta es la necesidad del cambio y el progreso, el de verdad.

Hijos con pancartas, padres con la voz como único arma, abuelos intentando dar lo que nunca tuvieron.

Eso ha sido para mí el 15 de Octubre de 2011. Española, sin mucho sentido de los nacionalismos, pero orgullosa de saber que convivo con gente que aún les queda las mismas ganas, coraje y dignidad de luchar que a mí. "El pueblo, unido, jamás será vencido" gritaban.
Me he demorado en escribir y eso que Londres me dio tiempo siempre para pensar y divagar sobre muchas cosas, aún así, no escribí y lo hago ahora de camino a Madrid, otra vez.
No sé cuantas veces habré dicho que Madrid es feo, pero ese ya no es el problema, porque el camino desde donde vivo hasta allí también es horrible. De verdad, gentes que habitáis esos lugares no sé como podéis sobrevivir con tanto amarillo, tierras áridas, como si un incendio hubiese pasado y como consecuencia vivierais castigados a ver todo tan... ¡aburrido! No es que yo quiera, es que necesito quejarme. De verdad, tan acostumbrada que estoy al verde de mi comunidad, donde las montañas se ven frondosas con eternos bosques, esto es una tortura visual. Creo que es una de las razones por las que el camino se me hace tan largo, y soporífero.

Sin querer perder el hilo, os diré que escribo desde el autobús, y sí, me ha tocado viajar en autobús ya que he venido a última hora y los aviones estaban en precios desorbitados, no sé en donde esta el low cost del que tanto presumen. Así que con estas seis horas de camino he decidido sacar el portátil y escribir, bueno también llevo el nuevo libro que estoy leyendo, "El cuaderno de Maya" de Isabel Allende, por ahora muy recomendable. El caso, es que en esta aventura en la que te juegas que te toque sentarte junto a alguien y estar veintiunmil seiscientos segundos totalmente incómodo, he tenido la suerte de estar sola. Y de verdad, es suerte. No lo digo porque la otra persona te pueda molestar, sino porque vives al limite esas seis horas por miedo a molestarle tú. Intentas no moverte, aunque te duela tanto el culo de la misma posición. Dormir está permitido, pero sería un poco vergonzoso quedarte con la boca abierta, que ronques, o peor aún que se te caiga la babilla. Estos trayectos largos de autobús ayuda para conocer más a las personas, de verdad, son fuentes de conocimientos eternas. Hoy voy analizar por encima los perfiles que se encuentran en mi autobús echándole imaginación claro, tomándome muchas licencias, pues realmente yo no los conozco. Cualquier parecido a la realidad es que soy bruja, pero no se sientan afectados por mis palabras (ya sé que nadie de este autobús leerá mi blog, pero por si acaso)

Al fondo, en cada esquina hay dos chicos. Uno apenas llega a los veintidós años, y el otro me cuesta ser consciente de su edad, es negro, y se conservan mejor. No sé porqué, pero es una realidad. Cuando tienen la misma calidad de vida que un caucásico suelen envejecer mejor, así que siendo valiente diré que tiene sobre cincuenta años. Hay muchas diferencias entre ellos dos, el joven blanco va con los ojos cerrados y escuchando música. Por como viste y en general lo que me inspira, seguramente este escuchando algo estilo pop-rock británico. Seguramente intente dormirse, y esperar que el camino se acabe. Me parece a mí que es un estudiante que vuelve a casa el fin de semana. Sin embargo, el señor está con los ojos muy abiertos, mirando al frente y de vez en cuando por la ventana. Tiene el semblante serio, como si estuviese esperando algo. No sé si es inmigrante o en que situación se encuentra, pero no tiene esa característica mirada que tienen algunos como de melancolía.
Cerca de mi tengo dos chicas, aunque a una de ellas la meteré en el mismo grupo que otras dos que dormitan a lo largo del autobús. ¿Por qué? Sencillo, estudiantes de enfermería con notas altas y en su primer año de Universidad. Lo sé porque las he oído hablar, mis dotes de bruja no son tan amplios. Hablaban de novatadas, chicos y enfermería. No es tan raro que vengan a Santander a estudiar esa carrera en concreto, sino es la mejor, es de las mejores Universidades españolas en estos estudios. Las tres chicas parecen de clase media alta, y algo pretenciosas. A diferencia de la otra joven. Esta es igual que muchas otras, pero diferente. Tiene significativos rasgos de que pertenece a alguna de esas tribus que promulgan el ser diferentes y únicos, cuando ellos son todos iguales. Vaya unas ironías de la vida. ¿Por qué va esta chica a Madrid? Seré mala en esta ocasión, pero es como si fuese a ver a su novio conocido por Internet y que se ven tres veces año. Acaba de sonar su móvil, eso era metal. Muy desencaminada no iba...
En frente de mí tengo a un joven de unos treinta años con cara de memo y paleto. Tiene una barriga prominente, y unos labios carnosos muy bonitos. Es lo único que destaca de él, bueno, y que lleva gafas. Le he visto dormir, roncar, moverse, comer, mejor dicho zampar, beber, aburrirse y mil cosas y sólo llevamos dos horas de viaje.
Delante de mí tengo dos hermanos extranjeros, suramérica, no voy a decir ningún país exactamente, porque yo sólo distingo el acento argentino, ¡y a veces son uruguayos! Eso lo dice todo. No sé si son hermanos, pero a mi me lo parecen y me transmiten eso. Aunque en un principio iban los dos juntos, uno de ellos ha terminado por desertar a dos asientos vacíos. Imaginaros, si unos hermanos no quieren ir apretujados en dos asientos, unos desconocidos menos.


En fin, seguiría más hacia delante te pero además de que la vista no me da, la entrada está volviéndose demasiado extensa. Volveré pronto, y os contaré como fue mi experiencia saliendo el 15O por #globalchange en Madrid. Nos leemos.
¿Os habéis sentido alguna vez tan pequeños que tenéis la sensación de que en vuestro interior es imposible que quepan los órganos? Que si hay un lugar es para que el corazón se agigante, pero no es lo que necesitas en ese momento. No, todo lo contrario. No quieres sentir el dolor, ni esa agobiante sensación de que no puedes respirar. Lloras por no gritar, porque crees que si lo haces podrías romper incluso todo el cristal de tu alrededor, como si de una cantante de ópera se tratase. El cuerpo se tensa, y el cansancio enseguida apremia. Tus oídos siguen la canción más triste que puedes poner, la nariz sorbe los mocos, los ojos dejan caer las lágrimas y tus manos teclean a toda velocidad una entrada absurda en tu riconcito, sólo para ver si así mitiga el dolor. No funciona, hacedme caso.


Soy tan pequeña.
Ya volví de Benidorm, y ahora mismo pongo casi mismo rumbo al aeropuerto para irme a Londres. Respecto al fin del verano, ha sido extraño, pero aún así estoy segura que con tiempo lo miraré mejor, y habrá sido una de las mejores experiencias de mi vida. Espero. Lo peor de todo, es que he vuelto sin mi segundo tatuaje, aunque antes de final de año lo tendré. A ver si no me pongo demasiado vaga, que al final por unas y otras lo dejo...

¿Qué espero de Londres? Pues la primera semana será turistear, como casi todos los años. Además viene mi mejor amiga, así que también aprovecharemos para ver si quemamos la noche Londinense. No mucho, que se supone que es de relax. Y ese será mi propósito de la segunda semana, relajarme. Pensar sobre lo que me espera este año en muchos ámbitos de mi vida.

Voy con el tiempo pegado al culo, asi que os dejo hasta mi siguiente entrada desde Londres.
Benidorm, la ciudad del inglés. Una nueva colonia, casi como Gibraltar. Todo esta lleno de rubios con ojos azul y piel roja. Llevo aquí un par de días y me doy cuenta que es lo único que puedes descubrir en este paraíso de fiesta, alcohol y descontrol. Una playa kilométrica donde la gente pasa la mayor parte del día. Hamaqueros utilizando triquiñuelas para ganar unos euros más, y pub's ingleses en el paseo. Seguramente Benidorm algún día fue algo más que esto, un lugar donde relajarse y no oír el constante sonido de la música o la gente gritando por haber bebido más de lo debido. Y si me pongo a pensar, ¿cuántas ciudades españolas se han convertido única y exclusivamente en estos lugares? Yo no me quejo, porque he venido aquí a eso, a este paraíso, pero si reflexiono sobre ello. Tampoco puedo dejar de pensar en los que viven aquí todo el año, un lugar donde se explota al máximo al turismo, y por supuesto viven de ello, pero ¿a qué precio? Para muchos no será demasiado, pero estoy segura que para unos cuantos es muy caro. Entonces nos podemos preguntar porqué no lo dejan, sin embargo habrán nacido aquí y criado, y ellos se ven con el derecho de que quieren quedarse aquí, porque toda su vida está aquí.

Creo que me quedaré con un nombre para Benidorm; el de la ciudad de las luces fluorescentes en los pub's. Aún así diré que me lo estoy pasando genial acompañada de amigas insuperables y un personaje maravilloso.


Pensé que no iba a escribir, y sin embargo aquí estoy. Rodeada de edificios altos, viendo el mar, y con la gente que quiero paseando por esta terraza en la que me encuentro. No volveré a pecar de decir que no escribiré, así que sólo os diré que nos vemos pronto.
Llevo semanas pensando en lo simples que somos las personas. Actuamos de formas extrañas para ocultar nuestros sentimientos, mentimos, intentamos mentirnos, y aún así nunca conseguimos engañar. ¿Tan difícil es mostrar sentimientos? Nos cuesta decir que algo nos hace daño, o que queremos sin reparos. En cambio, somos los primeros en lanzar una piedra con desagrado. En seguida llenamos nuestra boca de los defectos de otra persona, o de cuanto no nos gusta. Que poco sano ¿verdad?
Nos rasgamos las vestiduras y nos entra la vergüenza cuando vemos como dos amantes se dan amor en la noche, o en una película sale una escena un tanto obscena y estamos con más gente. Sin embargo a pocos veo cambiar de canal cuando sale una guerra, gente asesinada y destrucción, o actuar ante la agresividad en la calle. ¿No es nuestra autodestrucción esconder los placeres de la vida, y mirar impávidos las miserias? Eso si que es vergonzoso.

Hoy quiero hablar de otras cosas, sólo me hacía esa reflexión después de desvariar respecto al tema que os voy a contar. No es que tenga mucho que ver, es que yo hilo de forma asombrosa.
Confianza. Qué palabra tan grande, tanto que algunos no saben vivir con ella. Lealtad. Con cuanta facilidad se rompe.
En cualquier tipo de relación, no sólo amorosa sino de amistad, familiar o lo que sea, creo que esos dos sustantivos deben ser los adjetivos que marquen a las personas para llegar hacerlas verdaderos pilares. Casi todo el mundo suele decir, textualmente "yo soy leal y se puede confiar en mí" Con el tiempo he aprendido que esos suelen ser los primeros en traicionar.
¿Es muy complicado ser sincero? Decir lo que pienses, sientes o has hecho. ¿No es peor vivir sabiendo que una persona puede decir de ti que eres alguien en quien no se puede confiar y hace daño gratuitamente? Y si además no es una, sino unas cuantas... Pero es que además puedes decir que eres mentiroso. Sí, porque aún habiendo traicionado a la confianza que alguien te otorgó intentas crear una nube de humo. Una muy grande y que crea más dolor. Una nube en la que intentas negar lo que sabes que es verdad, sin importarte en que lugar dejas a otras personas. Sólo quieres quedar bien. ¿No comprendes que sólo conseguirás que ya no sean unas cuantas personas quienes digan la verdad sobre ti, sino un puñado más? Y para colmo, terminas haciendo creer que a quien han hecho daño es a ti. Ya no sólo eres desleal, mentiroso y descarado, sino que me atrevo a llamarte patético.
Hoy, te invito a que seas sincero, si no es con los demás por lo menos contigo mismo, porque puedes estar lleno de principios y moral, pero si son de esta calaña mejor lárgate.

¡Ufff! No sabéis que bien se queda una cuando suelta todo lo que tiene dentro. Ya que no puedo decírselo cara a cara, porque no es a mí a quien compete, que por lo menos en mi espacio pueda desahogarme. Para mí, para sacarlo de mi cabeza y no me queme en la lengua.

Me voy de vacaciones, sí, en Septiembre. Benidorm, y luego hasta Octubre Londres... Desde la ciudad británico creo que actualizaré más. Desde Benidorm, no, para que mentirnos. Nos leemos.

Porque te quiero. Siempre estaré a tu lado, porque yo me he pedido ser el bastón en el que debas apoyarte a lo largo de tu vida.
Mi portátil, un cigarrilo, las gafas puestas y de fondo Madrid. Creo que no hay mejor ocasión para escribir una nueva entrada. Hace tiempo que no estaba en una ciudad grande, nunca me gustó Madrid pero hoy la he visto diferente. No la recordaba tan bonita. He paseado con poca gente, escuchando al violinista de la calle y sentándome a reír. He descubierto que también puedo hacer la vida lenta en Madrid. Con la estación de metro frente a este balcón, y edificios altos en la lejanía. Madrid. Hoy suena bien esa palabra. Seguramente mis letras se quedaron aquí la última vez que vine, y parece que han vuelto a mí.

Me siento extraña como si estuviese descubriendo de nuevo la ciudad, he paseado por lugares que ya conocía pero aún así todo parece brillar. Incluso el calor de un verano sofocante en Madrid parece respetarme. Siento la brisa, sin olor contaminado, puede que sólo por mi cigarrillo. Miró al cielo y hoy no lo veo cubierto de la espesa capa de contaminación. Un poco a lo lejos, quizá, pero por el camino a casa. Oigo el silencio de la ciudad, un silencio plagado de motores, gente caminando y el estridente sonido del metro. Ese es el único silencio que me puede brindar la ciudad.

Sigo sintiendo como paseo por Preciados, con el violinista de fondo, la calle casi vacía, los establecimientos cerrados y yo disfrutando de la música. He intentado seguir dentro de ella hasta que he salido de allí, me hace un poco más feliz. Me gusta ver la gente de caminar deprisa, los delata, son individuos de la ciudad. Turistas de mil idiomas, y grupos. Siempre hay alguno en solitario.

No voy a cambiar de idea, sigo aborreciendo Madrid, pero hoy, esta soleada mañana, Madrid quiere agradarme y yo me dejo llevar por sus encantos de ciudad. Sólo un par de horas, las que la ciudad quiera, estoy dispuesta a ser de ella y bailar bajo su silencio. No me echará de menos cuando parta, ni yo a ella, pero siempre quedará entre sus calles que le sonreí y le besé, como si estuviera descubriendo de nuevo Madrid.

"Escribir en Madrid es llorar, es buscar voz sin encontrarla, como en una pesadilla abrumadora y violenta." Mariano José de Larra
Hoy he estado pasandome por mil blogs, y todos me parecían bonitos, especiales. He terminado sintiéndome un bicho raro, y creyendo que de especial tienen poco. Sólo veo blogs parecidos unos de otros, bonitos sí. Tal vez esté volviendo a mi época de envidiosa, que no sería extraño. Pero de verdad, he terminado un poco harta. Sólo me he encontrado con adolescentes como yo pero con diez mil kilos de azúcar más. Textos donde todo es amor, todo es perfecto y nunca tienes dudas reales. ¿Acaso soy la perdición de la juventud? Niñas monas siendo perfectas, esa es la palabra, perfección. ¿Y qué hago yo? Yo que soy una loca a quien le encanta los excesos. Que hace tiempo que cambie a los Beatles por Darío Núñez. Que vivo esperando que llegue la próxima fiesta para acabar borracha en el mejor sitio que pueda. ¿Tan rara soy? ¿Tan poco especial? Esta envidia me corroe. Quisiera poder hablar de ojos almendrados mirando el cielo eterno suspirando por los labios rojos, pero es que soy totalmente incapaz. Ahora escribiría mas bien del chico con ojos de búho intentando dormir sin pensar en la de la sonrisa de joker. ¿Tanto me he corrompido? ¿O es que yo vivo en otra realidad? No lo sé de verdad, pero vivo anonadada.
A mí me gustaría ser como una foto vieja, arrugada en blanco y negro. Una de esas antiguas imágenes que perduran en el tiempo. Rockera de cigarrillo en mano, y el último billete gastado en una botella de whisky, no sin antes haberlo acercado a mi fosa nasal para mal utilizarlo. Tal vez salir alado de Cobain, o Sid Vicious. Destrozados después de un concierto, viviendo a diez mil kilometros de la Tierra. Sí, me hubiese gustado vivir al límite y que nadie dijese nada, porque en ese momento nada era tan malo. Ser el tatuaje de un viejo loco seguidor, o la razón por la que un joven se acercó.
A mi me gustaría, pero no soy esa. Vivo en fotos que se ven en el ordenador, con todos los colores capturados bajo una cámara digital. Fumo, pero lo de rockera lo pasé hace tiempo, y soy mas de vodka. Gasto los billetes, pero mamá siempre tiene uno más para darme, y no los acerco tanto a mi rostro, los guardo en una cartera fea y destruída por no saber cuidarla. Lo más lejos que estuve de la Tierra fue cuando me eché a dormir, y vivir al límite sólo cuando subo en una montaña rusa. Soy yo quien se tatua cosas carentes de valor para los demás, y que marcan mi piel tanto como mi alma, y el último joven que se acercó se quedó paseando. Me contentaré teniendo a Sid y Kurt en mi estantería de CD's.

Esa es una de las cosas que me gustaría ser, porque si tengo que contar mi absurda fantasía basada en Orgullo y Prejuicio, el blog se caería de lo pasteloso que terminaría siendo.


Dije que volvería y aquí estoy, aún queda Poppy, Luxmy, Malasanura, ¡que se yo! pero todavía queda mucho de mí. Pienso que este pequeño descanso no está del todo mal, vuelvo diferente. Han pasado muchas cosas, buenas, malas y regulares pero ya sabéis que suelo decir; mientras siga viva debo celebrarlo.
Debo empezar a contaros un pequeño secreto, uno bonito, extraño y feliz. Seguramente lo identifiqueis con mi bajón por aquí, todo comenzó en Febrero, y aún sigue. No sé demasiado bien explicar en que vivo. Es complicado, ¿sabéis? Estás durante tiempo buscando el adecuado, conoces, dices adiós, pasas de largo y de repente, tal vez cuando menos querías, hace chas! y aparece a tu lado. Pero siempre existe un problema, yo, y mi otro yo. Mis momentos de bipolaridad extrema que me hacen sentir aún mas pequeña de lo que soy, las dudas de viejos fantasmas que al pasar por tu vida te dejaron marcada, y porque no admitir la mochila que lleva Él a sus espaldas. Aunque esa sea ligera siempre nos vemos afectados, un sueño que no cumplió, una sonrisa que no le llenó, ahora él quiere que le entregues todo eso. Te hace sentir en las nubes pero a cambio pagas un peaje que en ocasiones te parece demasiado caro. Susurros cada noche donde te recuerda que no eres perfecta, abrazos que gritan que eres lo estrictamente perfecta para él. Ahora, yo soy diferente. A veces necesito menos de eso, y más de mi, entonces todo se vuelve difícil, complicado y algo tedioso. Hay mañanas que te levantas pensando que no puedes volar, que estás atada, tienes alguien a quien dar una explicación. Otros días al acostarte sólo piensas que te falta el aire al pensar que ese no es tu lugar. Con los años me he vuelto extremadamente independiente, y reservada. Aún titubeó cuando habló de Él, me cuesta admitir que estoy perdidamente enamorada. Es algo que llevo en el ADN, sí, ahí alado del adjetivo "cobarde" que ese es con certeza mi comportamiento ante esta relación. Aún me da vergüenza mirarle a los ojos y decirle sin ninguna duda que le quiero, o que esa cosa que a el tanto le encanta yo la aborrezco. Esa es otra de mis penitencias, con frecuencia el gusanito del yo desaparece de mí. Dejo a un lado que pienso, siento o quiero para anteponer sus necesidades y sentimientos. ¿Es realmente justo? ¿Por qué somos incapaces de ponernos un límite de amor? Como ya dije en otras entradas, para mi gusto se debe a que el amor siempre es una obsesión. Por eso me afecta de sobremanera, yo que sola soy una montaña rusa con caídas monumentales, me meto en una relación donde la persona que me besa es idéntica a mí, pero en el polo opuesto.

De todo lo que he dicho lo que peor llevo es el sentirme atada. A veces bromeo con ello, cuando me preguntan que tal estoy, y después de decirlo, sonreír y pensar, me doy cuenta que por segundos me siento así. Yo sé que Él no pretende eso, pero es que en la ciencia de las sensaciones somos cada uno quienes ponemos nuestro lugar, y mi umbral es demasiado sensible para cualquier clase de relación. Odio sentirme presionada, cariñosa o necesitada. No quiero ser lo que Él me pide, no quiero ser su necesidad básica, me cansa oír que nunca antes había querido a nadie así y que la gente quien lo conoció en esos momentos asienta. No es que no quiera, pero eso me imprime de una responsabilidad que no estoy segura de saber llevar. Si me gusta ser una cría es precisamente por eludir responsabilidades, y ahora, a golpe y porrazo Él se atreve a entrar en mi vida ponerla patas arriba y hacerme sentir la persona más maravillosa del mundo. ¿Quién le dejó? Tal vez fue mi corazón que ya estaba harto de oírme gritar aliado con mi cabeza que se negaba a creer en el amor.

Después de tantos fallos, tengo un acierto... Él es mi acierto.



No entiendo mis manías de hacer lo sencillo complicado, creo que es porque me gusta. Es la primera vez que escribo sobre él, o que hablo entrando tanto de mí. Me he atrevido a decir cosas que nunca he pronunciado en alto, ha sido un acto de reflexión. He soltado mil millones de cosas que llevaba sobre mis hombros, ¿y sabéis qué? Me siento feliz. Yo soy así, con mis dudas, intrigas y casi siempre causando daño, pero es que es lo que me hace única. Si fuese una chica simple, que se enamora, se deja llevar y el carácter lo deja en casa estoy segura que Él nunca se hubiese enamorado de mí. De esas ya tuvo y creo que fueron suficientes. No seré yo quien diga que esto durará eternamente, pero mientras lo hago mi sonrisa siempre estará escondida bajo su cuello, alado de esos lunares que la barba no dejan apenas ver, si casi ahí, en su clavícula.
Summertime. Nunca mejor dicho, aunque me he tomado unas vacaciones demasiado largas... Como véis he cambiado incluso la URL. Quiero volver al anonimato, bueno, esa no es la palabra exacta, más bien quiero volver a que me lean única y exclusivamente desconocidos. Soy una cobarde lo sé, aunque he terminado definiendolo como "terrible miedo" Es complicado, yo quisiera ser sincera con lo que siento, pero hay un problema, a veces escribo siendo una automata, y al finalizar doy a ese botoncito de "publicar entrada" ¿y qué ocurre? que no soy consciente que medio corazón va en esas palabras, y nunca comprendo que he sentido en ese momento para escribirlo. Al día siguiente ÉL, siempre él, me hace preguntas que jamás puedo responder, y me siento mal. Tengo que inventarme mil excusas o rebuscar en rincones que no quiero entrar para darle una respuesta. Por cierto, aún no os he hablado de Él. Me duele decirlo, pero seguramente mi ausencia por mi pequeño rincón es su culpa. Unas veces por lo que ya he dicho, miedo, y otras tantas porque me ocupa el 80% de los días. Mañana sin falta prometo escribiros mil y unas historias de Él. Hoy me apetece ser yo, que ultimamente nunca lo soy.

Durante este tiempo he empezado mil historias, mi blog de novelas que nunca terminé, los videoblogs que nunca empecé, y todas esas cosas que siempre intenté abrir camino aquí pero nunca resultó salir. Hoy os habló de otra nueva historia; la fotografía. Me he comprado una Nikon D3100, es mi primera cámara importante así que os podéis imaginar como me siento. Aún me tiemblan las manos cuando la tengo. Estoy empezando a descubrir que las sonrisas vistas por un objetivo son casi más maravillosas que en directo. Como imaginaréis es el comiendo asi que solo trasteo con la cámara, en mi Flickr: Malasanura podéis ver mis favoritas que he hecho hasta el momento.

Recordad, mañana o incluso hoy volveré con mi historia... ¡Quiero que este vuelva a ser mi pequeño rincón!
Volver con esta entrada tan triste me hace sentir incluso mal, pero lo necesito...

¿Nunca habéis tenido esa sensación de que conocéis a una persona hasta el lugar más oscuro de personalidad? Yo sí. Entonces hoy miró a un lado y me encuentro con una realidad totalmente diferente. El tiempo ha pasado, pero no lo suficiente para ser alguien diferente. Algo se rompe dentro de ti, y eres consciente de que esa persona ya no será igual. Quizá sea la más maravillosa del mundo, no lo dudo, seguramente haya cambiado, pero el problema está en que un día fue así, y no te gustan esa clase de personas.

Ahora cojo mi corazón, lo pongo sobre la mesa y empiezo a estudiarlo...
Ya es momento de que de mil vueltas a mis tripas y las ponga sobre la mesa, como hace tiempo no hacía. He vuelto, y está vez es para quedarme, cueste lo que cueste.

Durante esas semanas sin noticias de mí no he hecho mucha historia, como todos en exámenes y sin chicha ni limoná. Aún así he tenido varios momentos de venir aquí a escribir una entrada, dejarla a medias y volver a desaparecer. No es que no me apeteciese, sólo que no lo veía adecuado. Tal vez me he vuelto una blanda, o yo que se qué, pero ya no me gusta ser tan clara por este, mi lugar. Digamos que el anonimato ha desaparecido totalmente -si alguna vez llegó a existir- y ahora tengo miedo de que haya gente que escriba lo que escriba se sienta reflejada en estas palabras. Reconozco que más de tres tercios del blog es personal, momentos y situaciones, tanto presentes como pasadas, pero es que también existe un lugar que es mi imaginación. Por supuesto que todo tiene algo de mí, aún así no lo es todo.
¿Por qué me paro en esto? Porque si caminamos hacia atrás en mis entradas hay una dedicada exclusivamente a estas cuestiones del anonimato, en el que expongo que no comprendo del todo que la gente se esconda tras ello, ahora si lo comprendo. Me siento atosigada, y atada por mis propias ideas y locuras escritas en este blog. Quisiera decir que abro otro, me olvido de este, y empiezo como anónima, pero es que no quiero eso. Sólo pido a todos aquellos que tras mis palabras se ven escondidos que no es así, y si lo es estoy segura que primero lo he comunicado antes de publicarlo. Así que, con toda libertad, mucho cariño y nada de acritud.

Con mi vuelta por estos mundos, ya me pongo a comentaros a vosotros, pequeños lectores como loca. Me apetece mucho que nos leamos de nuevo, porque sí, ya tengo palabras para entregaros.

Por cierto, dentro de poco os presentaré mi nuevo blog, totalmente independiente de éste. Resulta que voy a empezar a publicar única y exclusivamente mis novelas en un blog. Las podréis descargar desde allí y seguir al corriente todo. Aún es proyecto, más que nada porqué no se que publicaré de todo lo que puedo hacer... Sólo espero que os guste y me sigáis con las mismas ganas que este loco blog.

¡AH! Y mi nueva cabecera, como siempre Cantabria de fondo. Nos leemos, pequeños envidiosos ¿os acordáis? Seguro que los que lleváis mucho camino conmigo sí.
Os hago entrada breve, pero que espero que os guste. Sigo viva y esperando a escribiros de nuevo, de verdad, ya siento estar desaparecida. Suelo pasarme por los blogs, no comento, pero lo hago, lo prometo.

Sin más historia, os dejo con el nuevo anuncio de Estrella Damm, como siempre un diez. Si no recuerdo mal, hará hace un año que dejé el anuncio del 2010.

días vacíos

Por Drama Queen sábado, mayo 21, 2011

Hola, ya se que ando ausente, podría decir que estoy estresada, agobiada o sabe Dios que, pero no. Nada de eso, solo una mezcla de pocas ganas de escribir y menos ganas aún de que me lean. Yo a vosotros si que os leo por vuestros blogs, aunque no comente, prometo ir haciéndolo... Pero es que no me sale nada.

Sólo espero que todos estéis siguiendo "Democracia real ya" estamos viviendo algo muy grande, como alguien ha dicho; lo que nuestros hijos estudiaran en Historia.

Como tampoco quiero dejarlo vacío creo que haré una de inacabadas, ya sabéis entradas que se quedaron ahí, sin mas.

1.
Ella lo miró a los ojos, era diferente. Durante todo aquel tiempo siempre se había parado a pensar; que hacer, que decir, que sentir, y nunca había llegado a un lugar. Cuando debía besarlo sólo le sonreía, cuando tenía que decirle te quiero únicamente susurraba, cuando podía sentir nada más evadía aquello.
 


2.
—¿Siempre sonríes de esa forma?
—¿De que forma? —El muchacho la miró un poco desorientado, no entiende muy bien de que habla—
—¡Esa! Esa sonrisa que sólo dice «estoy enamorado» No imaginé que pensabas tanto en ella, afortunada tiene que ser.



Espero que no estéis muy estresados en esta recta final. Es esperar demasiado ¿verdad?

hakuna matata lectores

Por Drama Queen jueves, mayo 12, 2011

No tengo narices a quedarme dormida y sólo he podido llegar aquí, de nuevo, a noches de insomnio.
Hoy he sido consciente de los berrinches y mal entendidos más absurdos que la mayor parte de las personas nos llevamos casi siempre. Puedo quedarme con eso, y decir que habitualmente se debe a desconfianzas y dudas, pero no de las otras personas, sino con nosotros mismos. Muy pocas veces somos totalmente felices, creemos según el día que no somos suficiente, o que decepcionamos con facilidad. Pero no, no me voy a quedar con eso, porque contraria a estas reacciones existe también algo bueno; ¿cuántas veces encontramos el camino por una equivocación? No pienso a menudo que si cierras una puerta se abre una ventana, porque es díficil darnos cuenta en plena marea de lágrimas o remordimientos, pero es que la realidad es esa. Podemos estar muy perdidos pero sólo hay una forma de seguir. Estaremos entre sombras, en pozos hechos a miles de kilómetros, sin embargo solemos salir, y es que nos caeremos todas las veces necesarias, el valor reside en levantarse. No tiene que ser inmediatamente, eso nunca ocurre, pero con el tiempo como distancia más reconfortable nos deja ver todo lo que hemos vivido.
Hoy quiero darle un voto de confianza al optimismo, a ver el vaso medio lleno, sí, porque como el odio genera odio, estoy casi segura que la tristeza produce más tristeza. Nosotros tenemos las respuestas a nuestras dudas en el interior. Cuesta encontrarlas, nadie dijo que fuese fácil, pero poco a poco lo hacemos. Dejemos que la felicidad nos inunde, no más malos pensamientos. El pasado en su lugar, que ninguna mala experiencia nos haga temer lo que vivimos. Tenemos que aprender de lo que vivimos, sí, pero que no se vuelva un impedimento para vivir.

Respira y sonríe, aunque tengas ganas de darle una patada al mundo. Da igual que seas bueno o malo, quiero sonreírte y reconfortarte. Un abrazo en su momento, un beso para soñar. La mochila del dolor quítatela, mañana podrás volver a realidad. Hoy dejate llevar, y pese a que todo termine en desastre al llegar esta noche ríete, fuerte, alto que la vida te oiga, porque has sobrevivido un día más a sus duros castigos.

HAKUNA MATATA

i'm famoUs, iF U seeK ME

Por Drama Queen miércoles, mayo 11, 2011

En muchas ocasiones, sin darnos cuenta, vienen un cúmulo de recuerdos que nos dejan encerrados un día en casa. Necesitamos asimilarlos y preguntarnos porqué ahora y no ayer. Sin embargos está la opción de dejarlo pasar, y que ese recuerdo que no comprendes se te vaya metiendo en el alma, en las venas, volviendote loco de atar. Fantasmas que no nos dejan volar en libertad. Siempre he creído que esos fantasmas no existen, sólo son nuestros propios temores a dejar a un lado esos recuerdos para crear nuevos. El miedo nos hace tan locos en tantas ocasiones, que deberíamos asumir que corremos el riesgo de acabar desquiciados sólo con el hecho de vivir.


si puedes
ya NO me dejo morder
Benidorm me ha dado para hacer muchas tonterías.
-y beber hasta el agua de los floreros-

Asesinemos la justicia

Por Drama Queen miércoles, mayo 04, 2011

No pensaba pronunciarme respecto a este tema, pero anoche viendo un documental de Martin Luther King me di cuenta que si que debería tener hueco aquí. Es algo importante, y que de nuevo al igual que el 11 de Septiembre puede marcar una etapa en los EE.UU; el asesinato de Osama Bin Laden.

No sé por donde empezar, tal vez debo hacerlo por la autoría de los hechos. Estados Unidos un país en el que aún existe la pena de muerte, en el que eres capaz de comprar tu libertad y puedes acabar en un corredor de la muerte porque alguien cree que te vio cerca del crimen. Eso es Estados Unidos, el país que encabeza la economía y nos lidera, el capitán. ¿No nos da vergüenza tener que seguir un país que tiene tantos problemas de justicia y sociales? Parece ser que no. Aunque nada de esto es nuevo, después del 11S se comenzó una verdadera criba con los musulmanes. Solo por tener una sospecha podías ser detenido, humillado y vejado mediante interrogatorios y otra clase de técnicas. ¡Una sospecha! ¿Sabéis a que me recuerda? a Robespierre y su gobierno del terror, en el que con un indicio dicho por un vecino te llevaba directamente a la guillotina.

Se supone que el verdadero ejecutor ha sido Barack Obama, me siento estafada, horrorizada y decepcionada. No porqué él sea un premio Nobel de la Paz, no nos quedemos en títulos entregados estrategicamente, sino porque más que nunca ha sido una marioneta. ¿De verdad alguien cree que Obama ha tenido mucho que ver en estas decisiones? A lo largo de sus discursos cada vez se le ha visto menos como en aquel de su investidura, ese que a mí me lleno de orgullo, se me caían hasta las lágrimas. Ahora sólo son dobleces, dobles sentidos, no mojarse en nada. Me parece tan patético, ¿ser presidente de un país para ser el último mono de tu país?
De igual forma no me quiero desviar, su actitud ante esta tema ha sido lo peor que se podía hacer, y es que una vez Martin Luther King dijo:



"A través de la violencia puedes matar al que odias, pero no puedes matar el odio. "



Esto es algo que no sólo debería aprender el gobierno, sino también el pueblo que al final es el que ha obligado a llegar a este punto. Peor aún, después de tantos años de liberación de racismo, que aún no sepan estas palabras del Dr. King me parece vergonzoso. Pero las cosas se olvidan pronto, y los corazones enseguida se llevan por el odio.

¿Nadie se da cuenta que al pedir asesinar a un asesino somos exactamente igual que ellos? ¿Que ninguna persona tiene el poder de quitar la vida a otra? No, no deberíamos tener ese poder, ni tan siquiera sobre la persona más ruín del planeta. Nosotros no somos perfectos, y como seres imperfectos deberíamos tener claro que nuestros razonamientos muchas veces son erróneos, y no podemos dejarnos llevar por las pasiones. Es que, si ellos pueden escoger asesinar a un hombre, haya hecho lo que haya hecho, una madre que han asesinado a su hija debería poder también venganza. Pero eso no ocurre, ¿por qué? que alguien me diga porque un estadounidense tiene más derecho a pedir la muerte de Bin Laden, que un británico a pedir la muerte del asesino de su hija.

Estamos entrando en una dinámica tenebrosa, empieza una dura ley del Talión, en la que todos acabaremos ciegos y sin dientes. Nosotros mismos nos detruímos unos a otros, y el odio en vez de desaparecer aumenta. Pero es que ya no es el asesinato, sino ¿dónde esta el juicio justo? todas las personas tenemos derecho a ello. Estamos asesinando la justicia y la democracia poco a poco. Nos alzamos para hablar de injusticias en otros países cuando en el nuestro mismo negamos la justicia aleatoriamente. También hablo de España, con la política que quiere promover ahora mismo el partido popular respecto a los partidos que pueden ser ilegales. Piden al gobierno que los ilegalicen sin pruebas, sólo con teorías e indicios, ¿no entienden que eso es algo que debe llevar a cabo la justicia? Si el gobierno escogiese esas cosas aleatoriamente estaríamos entrando en un sistema dictatorial.

Finalmente, creo que lo peor de todo no ha sido sólo esto, sino ver a los norteamericanos celebrar una muerte. ¿Qué clase de persona celebra eso? Puedes sentirte más libre, mejor, pero ¿celebrarlo? Los partidos deportivos se han parado para aplaudir, la gente baila, grita, ¿sabes a quién se me parecen? Precisamente a esos mismos que ellos odian, que se jactan de las muertes contrarios, entonces ¿dónde está la diferencia de unos y otros?


Yo sólo espero que todo esto no tenga ninguna repercusión terrorista, creo que es esperar demasiado. El odio sólo sabe generar más odio, seguiremos atentos a la destrucción de nuestra libertad, justicia, democracia y vidas.

Extraordinary girl

Por Drama Queen lunes, mayo 02, 2011

¡Ya he vuelto de Benidorm! Prometo ponerme al día con todas vuestras nuevas entradas, a los nuevos bienvenidos. ¿Qué como me fue? Un viaje que se puede definir como subir en el Dragon Khan (montaña rusa) con una velocidad triplicada; locura. Como ya dije en otra entrada todo está así, espero que todo se tranquilice pronto, porque el viaje ha sido el fiel reflejo de todo.

No me apetece extenderme mucho más, os dejo con una canción que en el camino de vuelta me he acordado de ella, y siempre me ha definido muy bien.





She's an extraordinary girl,
In an ordinary world,
And she can't seem to get away
(...)
She sees the mirror of herself,
An image she wants to sell,
To anyone willing to buy



¡UN PREMIO!


Eso es lo que me ha dado Mary, escritora de This sunset. Sólo decir que muchas gracias, ya que es de las que se pasa a leerme casi siempre, comenta, y me hace feliz. Yo por supuesto no dejo de invitaros a leerla a ella, lo disfrutaréis, es una promesa.

1. La primera norma es premiar a diez blogs, yo no lo haré, no por nada, sino que todos los que me leéis podéis daros por aludidos, porque estoy segura que leo vuestros blogs, y no me gusta hacer lista. Sé que quito de haceros publicidad, pero si queréis pues pongo una pestañita de "blogs que deberías seguir" Que lo acabo de decir por decir, pero creo que lo haré.

2. Dia tres verdades y mentiras sobre ti. Las diré pero no cual es verdad y mentira.




  • Me encanta la lluvia y las tormentas.


  • El dedo meñique soy incapaz de estirarlo.


  • Soy una maniática del orden.


  • Odio el amor de la misma forma que lo necesito.


  • No necesito la cocacola para vivir.


  • Nunca he jugado con nadie.


De nuevo dejo el blog de Mary, This Sunset.

Yo y mi piña

Por Drama Queen martes, abril 26, 2011 ,

¿Sabéis que ya he hecho un año en el blog? Llamadme imbécil, lo soy, pensé que era este miércoles pero no, fue el día veintidós. No sé donde tengo la cabeza, ultimamente estoy perdida. Los días felices se dejan empañar por los grises casi negros, es un poco horrible. Quiero decir, cuando tienes una mala racha la aceptas, no queda otra. Es toda del tirón, dura una semana, dos meses, trescientos días, lo que sea. Los buenos momentos aunque duren tanto tiempo como los anteriores parecen más bien una hora, dos minutos, trescientos segundos. Entendéis lo que quiero decir ¿verdad? Al final compactamos los días, y lo catalogamos como "buena o pésima época" Sin embargo yo no estoy en ese momento, es más bien una montaña rusa de quince minutos cada estado. Es algo que me supera, porque sonrío casi saboreando las lágrimas que he soltado minutos antes. Me hace sentirme descolocada, fuera de lugar y con una incertidumbre de no saber quien soy. Siempre he considerado que lo más importante que tengo es saber en todo momento que y quien soy, ahora, ¿si no lo sé que hago? Entro en pánico con dudas, miedos y extrañas sensaciones con sabor a dolor para dejarme mecer más tarde entre sonrisas, sueños y extrañas sensaciones que me ayudan a volar.




¿Todo esto a que viene? Pues es que hoy chutando una piña de esas que caen de los árboles en mitad del pueblo me ha pasado algo, natural pero curioso. Divagar a las ocho de la tarde mientras tus amigas esperan a que llegues y el móvil suene porque alguien se acuerda de ti, esas cosas soy yo. Lo que quería contaros, que me lío entre personas y entonces no sé en que se convierte esto, sin darme cuenta me he visto dándole patadas a la piña. De forma distraída, sin ninguna intención, casi por casualidad. Me he dejado llevar, y la piña avanzaba, una vez con recorridos largos otra con caminos cortos. De repente me he puesto a pensar y he dicho "voy a darla tan fuerte que la mande lejos" no quería deshacerme de ella, solo jugar un poco más adelante, ¿y qué ha pasado? Pues que como en la vida cuando damos demasiado, y esperamos otro tanto termina por decepcionar; la piña se quedó atrás. Apenas la rocé, yo pensé que lo iba hacer bien, en cambio no siempre está bien todo lo que pienso o hago, y no sólo por el hecho de tener buena intención acierto. Seguramente la fuerza y la forma de hacerlo no fue la correcta, quien sabe. Me retrasé y la recogí de nuevo entre mis pies. Volví a chutar esta vez más suave pero con todas mis ganas de llegar lejos, no fue donde yo quería, pero avanzo. Dio un bote, y llegó aún más allá. ¡Que suerte! Un salto me había ayudado en mi camino, me sonaba a que cuando se cierra una puerta se abre una ventana. Nada más golpearla pensé que iba a salir mal, pero no, el asfalto estaba de mi parte, a veces la vida nos sorprende y somos incapaces de asimilarlo. Al ver lo bien que me había salido, pensé que la siguiente vez debía darlo con más fuerza. Otra vez pensé, y volví a equivocarme. Ésta ocasión no fue para quedarse atrás, solamente que el azar no estuvo de mi lado. Un mal golpe contra la acera y se fue dando una curva. Apenas había recorrido nada. Ya estaba cansándome, así que asesté un último golpe casi sin esperanza de llegar a ningún lado. He sido feliz al ver que la piña avanzaba más que nunca.




La he dejado ahí y he seguido hacia delante pensando en que mi vida era como una piña cogida por una persona para después chutarla. Hay muchos saltos pero nadie puede decirte donde terminaras, también puedes poner toda tu alma en alcanzar algo pero si piensas demasiado la cabeza manda en cosas que no debería.




¿Sabéis que he aprendido hoy? Que cuando actúo sin pensar, siendo yo, es cuando realmente consigo la felicidad, lo que yo quiero. A veces la razón me falla, no dudo de mis buenas intenciones, pero mi cabeza da demasiadas vueltas a algo que el instinto me lleva. Controlo y espero mentalmente cosas que de forma innata se que con empujar un poco llegará a mí. Debería aprender a relajarme, a conseguir que las situaciones no puedan conmigo. En esto tal vez la cabeza no me ayude, todo es cuestión de poner el corazón sobre la mesa y hablar de él.

Suicidio de la realidad, requiem.

Por Drama Queen lunes, abril 25, 2011

Réquiem de un sueño
Cuando tu mismo eres quien te pones la zancadilla y te pronosticas la muerte no hay quien despierte eso. Cuando tu mismo quieres seguir agonizando en muerte porque quieres sobrevivir y saltar la zancadilla que te pusiste no hay quien te obligué a dejar el último suspiro en tu garganta.





Realidad de mentira
Puedes morderme, pero nunca te gustará lo que muerdas. Puedes sonreírme, pero siempre querrás que esa sonrisa esté con otra. No soy tu muñeca, no soy a quien quieres llamar cariño. No soy nada de lo que deseas cuando cierras los ojos. Soy única, no de lo que te gusta, pero aquí no todo es a gusto del consumidor. Te encanta lo fino, lo rico, y yo soy lo peor de la calle en la que me encontraste.





Suicidio en lugar público
Hay muchas formas de detonar la bomba. A veces un simple soplo otras un click, ¿qué importa? Todo hace el mismo ruido. Colocate, sonríe, mira al cielo como si fuese al lugar donde vas a ir, y termina por decir hola al infierno. No busques acordarte, sólo elimina, bombardea.

Concurso "Perdona pero quiero casarme contigo"

Por Drama Queen lunes, abril 18, 2011 ,

¡Hola! Hoy vengo a pediros vuestra ayuda. Resulta que hay un concurso promovido por las películas de Federico Moccia. Como ya sabréis está apunto de salir en España "Perdona pero quiero casarme contigo" Bueno, lo que vengo a pedir es vuestro voto; son dos minutos. Debéis entrar en la página que os daré, pincháis en votar, os indicara que pongáis vuestro e-mail y una vez hecho unicamente deberéis ir a vuestro e-mail y verificar mediante la URL que os envían. Dos minutos, lo prometo. Aquí os dejo el video y la dirección donde debéis votar. Podéis hacerme un poco de publicidad por vuestras redes sociales y blogs, lo agradeceré (por pedir que no quede)






Tú y yo

Por Drama Queen viernes, abril 15, 2011 ,

La amistad rompe barreras que parecían imposibles de superarse






*sí, soy yo, xD
Algo mató tus ganas de sonreír, algo me dejó a las puertas del cielo.

Noche estrellada, calle vacía unicamente yo y esos ruidosos coches. Niña en un mundo de adultos en el que me niego a entrar. Me gustan las cosas sencillas sin responsabilidad, aún no he nacido para eso. Vaga y absurda por igual, quejica y cabezona rozando la locura. Creada de un molde hecho para mí y roto de una patada cuando salí de él. Única en mi especie sin duda; nadie puede ser tan poco brillante. Cobarde como el caballero que va a luchar y en el camino entrega a un campesino su armadura para que sea él quien libre la batalla. Dañina como un poco de cianuro cada mañana; ya dejé cadáveres en el camino. Sincera hasta que duele, experta mentirosa. Enamoradiza como una novela de Jane Austen, fría como la nieve blanca que adorna el Himalaya.

Yo siempre he sido tan yo, y ahora llegas tú y no quieres que sea yo.

No intentes cambiar lo que es perfecto en su imperfección.

No quieras controlar lo que es una fiera salvaje.

No pretendas morder lo que no puedes comer.

No busques encontrar lo que nunca tuve.

Sonríe

Por Drama Queen viernes, abril 08, 2011

Me encanta cuando las personas sin razón aparente y sin conocerte tienen el placer de hacerte reír.


una de real

Por Drama Queen jueves, abril 07, 2011

Es extraño sentir que el amor ya no es como antes, lo hago comedido y con miedo. A lo largo del tiempo he dejado de esperar, me pongo tiritas sin existir heridas. Me gustaría hablar de ello como siempre lo he soñado; pasional, como si mañana no hubiese. Ahora prefiero las palabras silenciosas, la discreción por normal. Ya no quiero gritar que me apetece enamorarme, que busco el sueño de cada noche. He optado por dejarme llevar y en una lucha interna ir poniendo vendas, por si acaso.


Que hable el tiempo que mi corazón sigue en su jaula.



*Puede que este sea mi mayor reto; ¿Capaz o Incapaz?

menos mal

Por Drama Queen martes, abril 05, 2011 , ,

¡Hola queridos! Por fin estoy aquí y esta vez no ha sido culpa mía; las tecnologías me odian. Tal vez más el karma pero bueno, me tenéis a vuestra disposición de nuevo. El iPhone sigue en arreglo, y el ordenador se me ha quedado ahí medio muerto, pero tengo portátil nuevo. Supongo que feliz con él. Ahora durante este tiempo de ausencia me he dado cuenta de algo que no sé muy bien como tomármelo; sin internet (sobretodo de las redes sociales, mensajería instantánea etc) no somos nada.


Otra cosa, hoy me he encontrado una pregunta en mi Tumblr: BrownCarpetCorner en la que se decía "¿Sexo sin amor o amor sin sexo?" y me ha gustado. Habitualmente decimos ¿sexo con amor o sin amor? no si preferimos el amor sin sexo, me parece curioso. Una amiga me decía que el sexo esta sobrevalorado ¿de verdad es así? Tenemos la idea de que el sexo hoy en día mueve muchas cosas, y no es algo erróneo pensar así, ¿pero es suficiente? ¿Preferimos tener sexo a tener amor? Tal vez seamos todos hijos de un orgasmo, ¿pero sólo de eso? A veces creo que el genéro de las personas tiene mucho que ver, luego me reprendo por ello porque realmente todo es siglos de educación; la liberación de la mujer nos lleva a ser sexualmente hablando como ellos aunque quede camino, pero es que aún así veo diferencias abismales entre lo que buscan los hombres y las mujeres. Pese a que generalice creo que la mayor parte de los hombres sacrificarían el amor por sexo a diferencia de las mujeres.
Sé que el sexo es algo básico en la vida, y eso la filosofía -ética- lo ha estudiado, esta en nuestras necesidades pero, ¿acaso es el sexo más básico que el amor? Me niego a creer eso, no puedo imaginarme la vida sin amor. Yo que soy tan cínica sigo buscándolo desesperadamente. Puedo llegar a comprender el sexo sin amor, es como comer cuando el cuerpo te lo pide, por supuesto comparto el sexo con amor, ahora que las personas se replanteen verdaderas relaciones simplemente porque no hay sexo es desconcertante. ¿Estamos acaso en una sociedad en la que sexualizamos todo?

Aún así sigo con otra pregunta, ¿el sexo esta sobrevalorado? ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar hasta donde llegamos por un orgasmo? Verdaderos animales por un placer primario. Cuando hay amor puedo ponerme romántica y creerme que hay miles de sensaciones más, pero cuando es puro sexo ahí solo hay una finalidad; orgasmo. Te lo puedes pasar bien en el proceso y todos los argumentos que cualquiera ponga, pero hay un objetivo que es placer máximo. Un placer de unos segundos a cambio de gente que da dinero por ello, algunos que lo hacen con cualquiera y otros que se meten en burbujas sexuales. ¿No pagamos un alto precio por un placer tan efímero?


Por último hoy tengo una curiosidad, hay una persona que sigue el blog de forma anónima y me gustaría saber quien es, no por nada, sólo porqué tanto misterio. Con un ¡hola! me sirve. ¡Nos leemos muy pronto!

¿Capaz o incapaz?

Por Drama Queen jueves, marzo 31, 2011

—¿Te atreves a bañarte en la playa?
—Si lo haces tú.

Dos tontos en una noche lluviosa con una playa a sus pies. Está permitido reír y desnudarse. Da igual que el frío congele los huesos. Gritarán de alegría, y se volverán locos por momentos. No vale jugar para rendirse antes de quitarse los pantalones. Retar cuando puedes cumplir. Deja que los dientes castañeen, las risas se contagien y una nueva tontería ocurra.


¿Capaz o Incapaz?



...capaz
Siempre me ha fascinado el poder de las palabras. Me han atraído como la miel lo hace con la abeja. Desde bien pequeña he disfrutado leyendo, tal vez demasiado poco pero he querido creer que era por no encontrar los libros adecuados —Obviando el gasto que tiene que hacer mi madre por la rapidez con la que los devoro- Cuando fui un poco más mayor, no mucho, unos trece años cayó en mis manos "Jane Eyre" y creo que ese fue el principio de un amor declarado. Después vino Cumbres Borrascosas para terminar pasandome a Jane Austen. Quizá demasiado joven para conseguir comprender del todo aquel mundo que me abrían esos libros de amor y pasiones. Aún así forjaron en mi personalidad el romanticismo y la gran búsqueda del amor. Sin embargo disfruté tanto de ellos que sigo leyendolos de vez en cuando. Abro páginas al azar y me pierdo entre sus palabras, otras veces sólo quiero disfrutar volviendo a leer una parte de mí. Con el tiempo entiendo más, pero también encuentro significados diferentes. Ayudan a mejorar mi estado de ánimo o me acompañan en tardes tristes.
Casi a la vez ocurría lo que espero que marque mi futuro: comencé a hilar mis primeras palabras. Todo fue casualidad, historias de una fan para fans que terminaron por convertirse en historias de amor para mi misma. Tantas y tantas reflexiones dejadas en elucubradas noches. Sueños de personajes que quise dar a conocer. Me gustaba ver sonreír a la gente cuando leía lo que yo escribía; es una sensación especial. Por un instante conectas con esa persona que te sonrie al alcanzar eso que tú intentas transmitir. La forma tan pasional y difícil con la que he vivido mi vida me ha ayudado mucho. Era una inspiración viva, suena extraño tal vez incluso pedante pero es que era así. Seguramente ahora escriba mejor y tenga mayores recursos pero soy incapaz de transmitir como lo hacia antes. Leo cosas de hace años y no me reconozco; tengo mil fallos sí, pero me emocionan. A veces creo que las palabras me traicionan, que ya no quieren aliarse conmigo. Por mucho que escriba, y mejore sigo viendolas carentes de sentido o emoción, es como si los sentimientos se hubiesen esfumado. Tengo muchas cosas que decir, y nunca se por donde empezar, sólo espero volver a tener esa cosa que tantas sonrisas robó en el pasado.

Desayuno con zapatos

Por Drama Queen lunes, marzo 28, 2011

La niña saltó de su cama. Hoy era el día de su cumpleaños, por fin se había hecho mayor; seis años. La gustaba ese número, el seis parecía tan perfecto, además por fin era una mujercita, o eso había dicho su padre.
Sonrió mirando su muñeca favorita y no pudo evitar abrazarla. Mamá la había dicho el día anterior que a lo largo de la vida vas olvidando cosas, como por ejemplo abrazar a tu muñeca. Por supuesto ella había abierto los ojos como platos, jamás se olvidaría de abrazar a Suri —así se llamaba— aunque pasasen milenios, y esa misma noche después de que su madre la diese el beso de buenas noches lo prometió mirando a las estrellas mientras estrechaba contra su pecho a Suri.

Hoy era sábado, que día maravilloso, cumpleaños y sin colegio. Caminó hasta el balcón y dejó que la luz entrase. El sol brilló al posarse sobre los ojos marrones, mientras que el viento fresco de una mañana primaveral jugaba a mecer el pelo negro. Varios tirabuzones jugaban en la espalda de la niña. Un camisón de tirantes blanco era lo único que vestía. La encantaba estar descalza, sin embargo su madre solía reñirla con frecuencia por hacerlo. Ella antes era una niña y ahora una mujercita, ya podía tomar esas decisiones y si mamá tenía idea de reñirla la contaría lo bien que se siente cuando toca el suelo con los pies. Una extraña sensación de conexión, además la gustaba tener los pies fríos, que no significaba frío en los pies. Rió para si misma, recordó una frase que la abuela había dicho una tarde «el orden de los factores a veces si altera el producto» ella no lo había entendido, no sabía que eran factores ni a que clase de producto se refería, pero tenía la sensación de que la abuela hubiera dicho eso.

La calle estaba llena de gente, debía ser el mediodía. Veía como los ancianos estaban sentados en los bancos más cercanos al parque charlando. ¿Sobre que hablarían las personas tan mayores? Seguro que sobre fútbol siendo hombres, o eso decía Almudena, su hermana mayor. A veces ella escuchaba a escondidas conversaciones de Almudena, y había llegado a la conclusión de que únicamente hablaba de chicos y casi siempre para quejarse de ellos. Ella no entendía muy bien porque entonces seguía hablando con esos «imbéciles mujeriegos sin ningún sentido del amor» como los había catalogado Almudena una vez mientras hablaba con Sonia, su mejor amiga. Ella cuando en su clase discutía con algún niño no le hablaba durante semanas, aunque terminaban por perdonarse. En cambio Almudena parecía enfadada todo el tiempo, o a veces estaba en otro mundo. Mamá había dicho que era la adolescencia.
Se fijó en el parque, había muchas madres, ninguna tan guapa como la suya claro, charlaban animadamente mientras los niños jugaban. Había de todas las edades, incluso estaba Amalia esa niña estirada que discutía con ella por todo; era insoportable. Ahora ella mandaría, esa idiota de Amalia sólo tenía cinco años, sin embargo ella ya había cumplido los seis. Alberto estaba a su lado, tendría que hablar seriamente con él. Si era su mejor amigo no podía hablar con Amalia, estaba segura que eso era alta traición.

Volvió a entrar en la habitación pensando en que la regalarían ese día. Seguramente un montón de ropa y juguetes. Que feliz estaba. Caminó de un lado a otro de la habitación meditando sobre como debía salir a desayunar. ¿Las niñas mayores como lo hacían? Ella se sentía especial ese día, pero no más especial que en otros cumpleaños, ni tan siquiera notaba nada que la hiciese mayor. Sin querer tropezó con una caja; estaba envuelta en papel de regalo. No se había percatado en ningún momento. La miró deseosa para terminar cogiéndola. Se sentó en la cama con ella en su regazo. ¿Que podía ser? Su madre la había dejado ahí para que ella lo abriese sola.
Primero quitó el gran lazo de color marfil que sujetaba toda la caja. Suspiró a la vez que comenzaba a desenvolver el papel liso rosa pálido que guardaba su regalo. Estaba nerviosa. Con sumo cuidado intentando no romper ni un poco, sentía que eso era importante. Nada más acabar se abalanzó a abrir la caja; eran unos zapatos.
Rojos, brillantes, con una tira y un pequeño botoncito. Eran hermosos, tan iguales a muchos otros y diferentes. Se la cortó la respiración, eran los zapatos. Los había visto meses antes en una tienda del centro y pidió a su madre que se los comprase. Ella dijo que no, que ya tenía muchos zapatos, pero aún así se los había regalado. Desde ese día serian sus zapatos preferidos, no cabía de la emoción, y pese a que aún estaba en camisón se los puso para salir corriendo a los brazos de su madre. Al ponérselos se sintió por fin una niña mayor, lo que tanto había deseado.


Así me siento en un día como hoy, como una niña de seis años estrenando los zapatos rojos que tanto había pedido y deseado. Esos zapatos que sabía le acompañarían en la nueva aventura de ser una niña mayor. Feliz, con una sensación de gozo personal increíble.

cuando pierdo el sentido

Por Drama Queen sábado, marzo 26, 2011

Lágrimas saladas que se dibujan como sueños rotos en un rostro aún sin marcar por el paso del tiempo. Princesa sin cuento y siempre encerrada en la torre alta de un castillo desconocido. País donde las sonrisas se vuelven macabras y las miradas de cariño hacen daño. Soñadora sin sueños asolada por noches en blanco. Cortesano de palabras vacías y corazón perdido. Tiempo engañoso deja respirar para después ahogarte. Canción sin notas y letra descolorida. Historia con final amargo suspendido en la eternidad de la duda. Libro desgastado con mala letra y demasiados tachones. Tango bailado a la luz de la Luna entre víctima y asesino. Miedo que sonríe viéndose triunfante.

¡Me renuevo!

Por Drama Queen viernes, marzo 25, 2011 , ,

¡Hola! ¡Hola! ¡Hola! Tengo ya varias escritas pero quería hacer un poco de egoblog, ¿y a qué se debe? pues porque he puesto una nueva cabecera que espero que os guste. Ya no doy mas vueltas al blog, pero bueno creo que ir cambiando de foto cada cierto tiempo mitigará mis cambios bruscos de diseño. La cosa es que he nombrado esa foto como "beat of my heart" es una canción de Hilary Duff -antigua, claro- que me sube el ánimo. Ultimamente voy recordando muchas canciones que me gustan y tienen un ritmo que me hace bailar. Supongo que todo tiene que ver con mi estado de ánimo; feliz.

Otras cosas, ¿sabéis que ya dentro de una entrada haré mis cien entradas? ¿y qué el mes que viene haré un año con el blog? Estoy muy feliz, aunque haciendo balance 365 días que tiene el año y 100 entradas me parece poco, pero bueno. Los últimos meses he cogido un ritmo que no tenía antes, aún así me veo distraída. Echo de menos pasarme con más asiduidad por los blogs, en concreto por los de esas personas que se molestan en leerme a mi, que os quiero dar las gracias. Siempre me han dicho que es de bien nacida ser agradecida, y aunque no os tengo que leer por obligación me gusta hacerlo. Con algunas voy creando casi hasta vinculos, en muchas ocasiones es como si os conociese. O voy por la calle pasa algo y me acuerdo de aquello que escribió una que es exactamente lo que me ocurre en ese momento. Presiento que me estoy poniendo sensible, la cuestiñon es que gracias, por todo. No soy de que me lea mucha gente, ya véis tengo pocos seguidores y si tuviera 200 más seguiría siendo igual de feliz con vosotros, que sois los que me acompañáis y me recordáis con vuestros comentarios que a veces incluso escribo cosas coherentes.

Estoy feliz, parece ser que las cosas vuelven a ponerse en su lugar, como dicen las malhabladas "cada zorra en su esquina" cuestión de tiempo supongo. La paciencia nunca ha sido una de mis virtudes, o sí cuando se ha tratado de venganzas. Para eso soy lenta y de paso seguro, pero para nada más. Eso ha sido muy de malvada, ¡tampoco he llevado a cabo muchas! Me desvío, la finalidad de hoy es que estoy feliz y me apetecía dejarlo escrito. Quiero leerlo dentro de cuatro meses y diga "que bien estaba yo" como siempre dejando cosas para mi recuerda, y esta vez sin ninguna clave escondida, diciendolo alto y con ganas: estoy feliz.


Por último gran recomendación: "El discurso del Rey" A ver si os doy mi opinión, que tampoco lo hice con Carolina se enamora, la semana que viene ambas.


BEAT OF MY HEART

0-1, en contra

Por Drama Queen miércoles, marzo 23, 2011

Ella lo miró buscando algo que sabía no encontraría. Agachó la cabeza y se dejó besar. No sabe a miel todo lo que parece bonito. Quiso borrar el tiempo, la alegría y la esperanza. ¿Qué podía hacer cuando sabía que había perdido? Retirarse no, era incapaz. Seguir jugando aunque allí se dejase el corazón. Suspiró para si misma, no la gustaba la idea de ir a la guerra sabiendo que ella sería la perdedora vestida de alma, sinceridad y dolor. Él volvió a perderse en el hueco de su hombro; aquello la encantaba pero no debía dejarse llevar. Cerró los ojos y pensó que una última vez no podía ser tan mala.

Pobre niña nunca supo elegir. Tropezaría tantas veces con chicos de palabra fácil, risas ahogadas y amor de mentira que no podría contarlos con las manos. Ella sabía que había nacido para curtirse en esas batallas. Vivir intensamente lo insignificante para otros, tenía sus consecuencias. Pero es que ella se alimentaba de eso; de su propio dolor.

Atrevete a jugar

Por Drama Queen martes, marzo 22, 2011 ,

Atrévete a jugar, porque es en lo que he convertido al amor.
Un juego que me hace reír de la misma forma que llorar.
Las reglas las iremos poniendo sobre la marcha. Cuando tu quieras amarme te dejaré.
Si me apetece quererte te alejarás. Los besos están permitidos, los abrazos también.
Sonrisas en la noche sólo si ese día te has portado bien. Quizá incluso te deje cogerme de la mano.
Nada de besos en público, ni fotos juntos. Que no haya ninguna prueba de que estuvimos juntos.
No quiero tener que volver a borrar todo y decir que te fuiste.
Al principio me lo pondrás fácil; te gustaré y lo dejarás claro. Luego si quieres puedes hacerte el difícil.
Disfrutarás de la misma forma en que yo callaré. Me dirás mentiras piadosas para hacerme un poco más feliz. Intentarás que nada salga mal, aunque yo esté continuamente estropeándolo.
No habrá vueltas atrás. Si juegas que sea para ganar y con todas las consecuencias. Si pierdo olvidaré que jugamos juntos. Hazlo tu también. Que parezca que esto nunca existió, ni tan siquiera que nos conocimos. Si alguien pregunta por el otro responderemos con un ¿Quién? convincente. Recuerda cumplir todo lo que acordemos, no hay porque dejar de ser jóvenes con palabra.


*Clausula: Sobretodo acuérdate de no hacerme daño.


¿Te atreves a jugar?

Highway to hell

Por Drama Queen lunes, marzo 21, 2011



highway to hell - AC/DC

Amor, amor

Por Drama Queen jueves, marzo 17, 2011

Ya ha pasado tanto que casi ni recuerdo cuando me abrazabas. No fueron muchas veces, las suficientes, tal vez tan pocas como yo quise. ¿Qué fuimos tú y yo? Seguramente una sonrisa fugaz esparcida en el tiempo. Yo siempre te recordaré, en cambio tú a mí... Esa historia es diferente. Me enseñaste que no todos vivimos las mismas cosas con igual intensidad. A ti te falto de mí, a mí me falto hablarte a ti. Seguramente lo más complicado cuando entro en aquellos recuerdos es saber que yo no fui yo, y que todo se agotó por no saber dar. Te quise, lo sabes ¿verdad? Aún no lo tengo demasiado claro. Te dije demasiadas pocas veces lo feliz que me hacías.
El silencio hizo presencia para dejarte vivir tu más bonita historia de amor, tampoco te supo a miel. Yo me quedé vagando, sin ti y sin mi mejor amigo; tú. Muchos años dando vueltas perdida, más culpa mía que de nadie, y sigo intentado encontrar el camino.
Ahora volvemos hablar aunque ya nada es como antes. No te quiero, ni te querré pero es inevitable que no eche de menos lo que un día me diste. Algunas veces intento recuperar esa forma tan idiota en que me molestabas, y por un segundo siento que somos aquellos niños.


Hoy me apetecía dedicarle este pequeño huequecito a él, el pasado es lo que marcará mi futuro. Es extraño como sigo guardando su recuerdo, y lo feliz que me hace. Me enseñó a querer, y estaré eternamente agradecida.

Dejando esto a un lado, ¿alguien ha visto "Cisne Negro"? Es que he leído por ahí comentarios de tías que únicamente dicen que las ha puesto cachondas. Suena soez, pero es verdad. Sé que ha estado nominada a varios Oscar, e incluso creo que vi algo del trailer, pero si me contáis de que va mejor. Prefiero personas a sipnosis.

Cinco susurros con nombre

Por Drama Queen miércoles, marzo 16, 2011 ,

Te hablaré de cinco cosas, pequeñas, simples y que tanto cuesta admitir. No dejes que tus ojos parpadeen, ni tan siquiera que te tiemblen las piernas. Por una vez muestrate valiente conmigo, yo siempre lo he intentado contigo.


0.1 ¿Dónde estás? Y a ti que te importa - Despistaos: Tengo la sensación de haber pasado millones de años juntos, y todo se ha vuelto tan raro. Tus sonrisas ya no me llenan, prometo que lo intento, pero no. Cuando me hablas tu voz no suena tan real, sólo como un último esfuerzo antes de que caigamos por el precipicio. Te he querido tanto que dueles, te quiero tanto que sigues doliendo, sin embargo es un dolor agridulce. No me gusta, pero tampoco me disgusta. Quisiera poder abrirme y contarte todo lo que me pasa, pero es imposible. Espero en silencio a recuperarte.

0.2 Usando menos el coco y un poquito más la piel, porque somos lo que somos - ECDL: Ha dejado de preocuparme el tiempo, ya no quiero divertirme, ni reír, no contigo. ¿Tan difícil es entenderme? ¿Tanto orgullo te hago perder? No quiero pensar en el pasado, pero me obligas. Aún recuerdo tus miradas de asco por mi sola presencia, el tiempo pone a cada uno en su lugar. Yo estoy rodeada de sonrisas de verdad, tú en soledad. Seguramente sea momento de que te perdones a ti misma, porque a mi ya no me interesan tus palabras. Quedas tan lejos en mi calle de sentimientos que estoy pensando en borrarte.

0.3 Quiero pensar que eres la suerte que me abriga del frío - ECDL: Eres la sorpresa que llegó en medio de una larga tempestad. La persona que más fácil ha llegado a mi alma, tal vez la única. No sabes lo inmensamente feliz que me hace tenerte a mi lado. Aunque los segundos pasen, y cada discusión parezca que nos deje en la frontera de la ruptura tú y yo siempre volvemos. Nos comprendemos y sabemos reírnos. Quizá no eres quien tiene las palabras exactas, ni da los abrazos necesarios pero hemos aprendido a entender los silencios.

0.4 Porque nada es importante cuando hacemos los recuerdos por las calles - Maldita Nerea: Si vamos a bailar que sea de verdad, si quieres gritarme te dejaré, incluso si te apetece pegarme creo que accederé. La vida a veces nos da segundas oportunidades, y tú eres mi segunda oportunidad. Nunca he creído en segundas partes y en cambio vivo disfrutando de ti, intentando sumergirme en tu mundo para después volar hacia al cielo.

0.5 Una mirada no dice nada y al mismo tiempo lo dice todo - Xhelazz: Deja que me pierda en tus ojos, no quiero encontrarme. Tengo miedo, que estúpido suena si lo digo en voz alta, tanto como aquello que suspiré cuando me besaste. Prometo que escrito era más bonito, más real. Tal vez tengas razón y mis historias de princesas si las cuento con voz desgarrada por el placer de tenerte a mi lado suene más absurdo de lo que parecen ser en papel. Se me olvidaba que ellas no podían perderse en sus gemidos de placer. No hagas trampas, no me mires que si no sabré que todo es mentira.

El Hiyab

Por Drama Queen martes, marzo 15, 2011 , ,

Hoy no sé si habéis visto la entrevista de Ana Pastor para RTVE al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad. La podéis encontrar en la página web de la cadena pública, y yo recomiendo encarecidamente que la veáis. A mí me ha gustado, las preguntas cuanto menos han sido valientes, obligandole a tirar del discurso que todos los represores de un pueblo tienen. Como siempre el mismo vacío pero no puedo evitar un poco de satisfacción al verlos acorralados en sus propias acciones y palabras. Pero no quiero entrar en eso, me apetece hablar sobre el Hiyab o velo islámico. Ana Pastor a medida que pasaba la entrevista iba dejando que éste cayese sobre sus hombros (en Irán es obligatorio el uso del Hiyab) algunos lo tomarán como una gran hazaña, en mi opinión una agresión innecesaria.

El Hiyab, traducido al castellano como velo aparece en varias ocasiones en el Corán. Como veremos en el siguiente verso se habla de una forma figurada:
Y cuando les pidáis algo a ellas hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos.
(Corán, 33,59)
Recordaros a los cristianos que el Corán está escrito de la misma forma que la Biblia; con muchos recursos estilísticos, y en éste caso una metáfora. En muchas ramas del Cristianismo sé es muy literal con la Biblia llevando a un extremo. Con el Islam es igual, hay gente extremista y otros no, pero nos empeñamos en intentar liberarlos de las garras de la religión, sólo porque nosotros lo hemos dejado en el pasado. ¿Acaso occidente es la palabra que debemos seguir todos? Veo a mujeres días y días que se rasgan las vestiduras porque las islámicas están reprimidas bajo Hiyabs ¿alguien las ha preguntado si quieren llevarlo? Dicen que nos denigran como mujeres, y nos quita derechos. ¿Acaso una prenda te hace más o menos mujer? A mí me parece que no. A decir verdad el Hiyab no pretende opacar a la mujer, sino que su atractivo no sea tan físico. Que cuando un hombre te mire vea más allá de tu pelo y tus hombros desnudos. Puede parecernos obsoleto, a mí me lo parece, pero lo respeto.
Continuamente veo como comparan en la televisión el Hiyab con gorros y por esa razón debes quitártelo en un aula. ¿Eso es justo? No lo creo. Algo tan importante para ellos no puede calificarse únicamente como prenda de vestir que tapa la cabeza. Supuestamente somos un país laico y por eso debemos quitar los signos religiosos, ¿a alguien le han pedido su medalla de la comunión o el crucifijo que lleva colgado de una cadena? Estoy segura que no. ¿No se supone que dentro de ese estatus laico también está la opción religiosa? Cada día demostramos que no.

¿Sabéis? Ellas son felices con su Hiyab. Lo sé, lo he constatado, no con un Hiyab pero si con otras costumbres. He visto como mis primas, y mujeres de mi familia en general son totalmente felices con cosas que para mi estarían coartando mi libertad. Ellas han sido educadas así y nadie tiene derecho a dudar de ello. Incluso puedo decir que muchas de ellas son más felices que mujeres libres del mundo occidental. ¿Por qué lo nuestro es libertad y lo que ellas tienen no? Yo puedo catalogar como libertinaje lo que veo día a día en nuestras calles. ¿Nuestras costumbres deben ser lo correcto sí o sí? ¡Que alguien me explique donde está la libertad ahí! La libre elección está totalmente suprimida.

Hay muchas leyes instauradas en los mundos islámicos que si son dañinas, y podemos decir que atentan a la integridad de las personas, pero el Hiyab no creo que sea una de ellas. Es una muestra de respeto, y dignidad. A nosotros nos cuesta comprenderlo, pero ellos son felices así. Nos creemos continuamente los salvadores del mundo, los que debemos adelantar a las personas que nos rodean, ¿nadie se acuerda cuando vivíamos bajo las reglas de la religión, dictadores y otras lindezas? Nosotros decidimos cuando decir basta, es cuestión de tiempo, cultura e ideas. Pero no somos nadie para obligar a otros a que dejen a un lado sus ideales para seguirnos con la cabeza agachada y digan sí a todo lo que nosotros somos. La solución no es invadir países, derrocar a sus dictadores e intentar instaurar lo que creemos correcto. Dejemos que ellos solos sean quienes abanderen sus necesidades e ideas, el pueblo es sabio y todo precisa su tiempo.


Respecto a lo que ha hecho Ana Pastor es una falta de educación, a nadie se le ocurriría ir al Vaticano, sentarse frente al Papa y romper un crucifijo ¿verdad? Entonces ¿por qué podemos ir a casa de un islámico y quitarnos el Hiyab?

cansada

Por Drama Queen domingo, marzo 13, 2011 ,

¡Estoy muy cansada! Ha sido un fin de semana intenso, no sólo por las dos noches de fiesta sino que también he tenido que representar un teatro, que para colmo fue horrible. Se me olvidó el texto y tuvieron que chivarme algo, aún así no lo hice nada mal. Creo. Más bien lo espero.

¿Hacía cuanto que no dejaba el blog tan abandonado? ¡Ya casi ni lo recuerdo! Mañana volveré como siempre, con muchas ganas además. He visto actualizaciones por ahí de todo el mundo, y prometo ponerme a leer como una loca. Ya no estaré tan dispersa y tengo que centrarme, creo que lo necesito. Han sido un par de semanas de estrés y algo de locura. Los fines de semana cuanto menos han sido intensos en cuestión de salir y dormir pocas horas, y el resto de los días puedo calificarlos como... montaña rusa. Cuando algo me ponía feliz, otra cosa me hacía enfadar. De igual forma confío en que el tiempo ponga a todos en su lugar.

Como noticia ya he terminado Carolina se enamora, dentro de poco valoración global. Aunque cueste creerlo después de lo que dije de ello... No será tan mala.

Hoy me despido con un propósito y es intentar hacer cada una de estas cosas que Pablo Neruda supo plasmar:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.


Sé que os gustará. Así que disfrutad y pensar sobre ello.
"...me puedo olvidar de todos los malos momentos; convertir en virtud defectos.
Desterrar la vulgaridad aunque sólo sea un momento y sentir que no estamos muertos.
No es placer: es necesidad. Es viento, es lluvia, es fuego, derramar todos mis secretos.
Y busqué en el fondo del mar, en las montañas y en el cielo la manera de hacer realidad mis sueños.
Encontré en el corazón el mapa de los sentimientos. Ya lo ves... no estaba tan lejos.
No es placer: es necesidad. Es viento, es lluvia, es fuego, derramar todos mis secretos.
Esnifar los rayos del sol y descongelar el cerebro y sentir que no estamos muertos..."

-Puede ser...
-¿Puede ser? Es, es... ¡para que engañarte a ti misma!
-Porque así soy feliz, tampoco creo que sea un delito.
-La ignorancia es la felicidad, ya lo dice mi madre. Pero lo tuyo es de imbéciles.
-Calla, dejemos que esto fluya. Mañana si quieres hablamos sobre esto, me riñes y me recuerdas que soy idiota.
-Idiota no, imbécil. No pongas en mi boca palabras que no son.
-¿Qué haría sin ti?
-Sin mí no serías tú.

Las conversaciones absurdas entre amigas son las más bonitas para dejarte llevar. Ella es tú pizca de cordura en un momento de locura.

standby

Por Drama Queen martes, marzo 08, 2011 , , ,

Con esta foto ya doy por cerrado el Carnaval 2011. Ahora llega otras cosas relacionadas con el Carnaval pero prefiero pensar que es un punto y a parte.
A ver si me pongo al día con todos los blogs que tengo que leer, porque estoy super dispersa. Sigo pasandome por aquí para dar señales de vida, pero en general ando bastante ausente. Digamos que de nuevo parece que se acerca una gran tormenta, cuando todavía estamos en medio de otra. Ya puede brillar el Sol en la calle porque es lo único que aparecerá.

Hoy os dejo con un vídeo que a los seguidores de Aída nos encantará: Eurovisión, la Lore y la Macu. Sin duda el próximo hit del verano.


que decepción

Por Drama Queen domingo, marzo 06, 2011 ,

El título de esta entrada resume todo: decepción. Desde la primera letra hasta la última. Todo lo que podía salir mal ha salido. Ya os dije la primera semana de Enero (sino mirad hacia atrás) que este no iba a ser mi año, y ya hemos empezado. Tengo miedo de los próximos meses y verano, que suponía iba a ser por lo menos la mitad de bueno que el del año pasado pero ya estoy asumiendo que no.

El primer día de Carnaval, fue genial con Dora. Dentro de lo que cabe no me lo pasé mal, con mis amigas estuvo todo bien. Tal vez echábamos de menos a las que faltaron. Debíamos haber aprovechado ese día para hacer todo lo que pensábamos hacer el sábado, porque por supuesto el sábado no salió nada. Para mi gusto (y eso que fui de las que quería si o si) fallamos con el traje. Mucha gente con el mismo, poca gracia, no supimos llevarlo. No sé, realmente tampoco se que ha pasado. Yo sólo me vi enfadada ya desde las nueve de la noche, con pocas ganas de cosas y como era de suponer después de bebernos litros de alcohol... con ganas de buscar gresca. Y de esa forma salió todo, yo toda la noche encontrando defectos, con borderías, malas palabras y descontento. ¡Ni tan siquiera me perdí! Mira que eso es un ritual, pues nada, toda la noche pegada a las faldas de tres de mis amigas.
Lo mejor de los dos días es que conocí a Youtube, Fuck Yea y me dejaron ser Forever Alone y Trolling Face. ¡Ah! También estuve con el Duque...


No quiero pensar más en Carnaval, quiero dejarlo ahí como si jamás hubiese ocurrido.


Dejo constancia de esto, porque quiero leerlo el año que viene y emocionarme sabiendo que el Carnaval 2012 ha sido mejor.