C O O K I E S ! para comérselas

¡como vengo!

Por Drama Queen domingo, mayo 30, 2010 , ,

¡Buenos días! ¿Os he comentado lo asquerosos que son los domingos por la mañana? Seguramente sí, sino lo hice... ya queda dicho. Además es que siempre hace un sol brillante para que las parejas salgan a darse amor. A ver quien es el/la listo/lista que sale a la calle sólo. Puedes volver a casa con un trauma de amor y hundirte en helado de chocolate mientras ves las películas de reposición.
Creo recordar que yo tenía hoy varios temas para hablar. Cine y música. Sí. Para empezar deciros que esta tarde iré a ver "El Principe de Persia" así que esta noche, o mañana volverá haber una nueva entrada comentando que tal.

Me centro que ya son horas, si os digo que he empezado hace tres horas esta entrada y sólo llevo eso escrito. Maldita la gente que me está entreteniendo. Por cierto, dar la bienvenida a los nuevos lectores, que se que hay alguna(s) entre las sombras. Anoche me lo comentaron y me hizo ilusión. Espero que te siga gustando el blog, pero recuerda... el secreto es saber entenderme con humor.

A lo que iba que yo sola me hago un lío, sí, el cuatro de junio es un día muy especial. ¿Por qué? Porque se estrena la segunda película de Sex in the City (Sexo en Nueva York). Estoy emocionadísima. Me considero fan aférrima de Samantha Jones. Y es que estas mujeres representan la mujer alfa, la que todas deberíamos llegar a ser. Triunfadoras en sus negocios, y en su estilo de vida. Y como casi todas las mujeres desdichadas en cuestión de amor. Unas buscan sexo, otras la familia tradicional, alguna escéptica al amor, pero lo que tienen claro es que el sexo se disfruta. Sea como sea, el género que esa noche este en su cama, o si no van a volverse a ver. Mujeres abiertas de mente al mundo, con un "aquí estoy yo" envidiable. Son dueñas de lo que hacen pese a verse envueltas en tantos y tantos problemas. Fueron solteras y siguen teniendo ese espíritu, pero lo más importante; el pacto. Siempre serán amigas. Una unión tan especial que une cuatro piezas que de por sí son tan diferentes. Todo lleno de clichés actualizados, típicos y cambiados que hace una serie magnifica, divertida, y amena. Algo, que para mí en la primera película se perdió y me decepcionó un poco. Espero que en esta segunda, al paso de sus Manolos mi emoción sea mayor.
Aquí os dejo el trailer. Por cierto, que canción más buena la escogida. Empire State Of Mind - Jay-Z feat Alicia Keys




Y respecto a la música hoy os traigo una canción que me pone los pelos de punta, y que ayer me emocionó mientras veía el especial de Lolita en telecinco. Y simplemente fue genial ver todos los recuerdos de la familia Flores... ¡y que fiestas se pegaban! Pensaréis que es la Zarzamora, pero no... ayer fue A tu vera. Que arte tiene esta mujer... quince años han pasado desde que la Faraona se fue, y con ella se llevo otro ave que desapareció en el horizonte, su hijo Antonio Flores. Por cierto también os dejo aquí una canción de él con Ana Belén, Sólo le pido a Dios.
Supongo que podemos hacer mil reflexiones sobre la vida con el ejemplo de ambos. Yo sólo diré para quitar el tono dramático: "Si me queréis algo, ¡irse!"

Por cierto, como ya sabéis y si no es así ya os informo... Final de NBA; Boston Celtics vs Los Ángeles Lakers.
Ya sabéis, orgullo verde. Desde este momento acepto cualquier apuesta, confío en mi "Big 3"
Sacaremos el valor irlandés o lo que sea que nos de. No otro anillo para Lakers, ¡NO!
Esperemos partidos con esplendor para Allen, Pierce, Garmett, Perkins, Rondo y demás jugadores...

Esta foto es curiosa, a mí siempre me ha gustado Magic, diría que de mis favoritos, pero me temo que Bird me gusta un poco más.

Deciros que el jueves empiezan las finales. En España serán las tres de madrugada. Habrá que recapacita sobre si verlo. Esperemos que el TD Garden arda literalmente. Que por cierto me encanta. El parquet es genial.


Bueno, yo os tengo que dejar ya, que como siempre, llego tarde a todos los lugares, y hoy no iba a ser diferente. Espero que os detengáis a oír a Lola Flores, veáis Sexo en Nueva York y perdáis vuestras apuestas en contra de Celtics.
Sed buenos y felices, sonreír a la vida... dicen que una sonrisa triste es mejor que no saber sonreír. Ya sabéis filosofía barata, pero queda bien decirla bien. Cuestión de discurso. Envidiosos y envidiosas, aprended a ser geniales, porque la brillantez eclipsa, y así pues... nadie conseguirá veros bien.

Poppy, la niña envidiosa.

Dias de verano

Por Drama Queen miércoles, mayo 26, 2010 ,

Bueno, volví a ausentarme pero he de decir que tengo un borrador por ahí del otro día que ya volveré a ponerlo. No era demasiado interesante, cuestión de adolescentes, pero me apetece terminarlo. No hoy que estoy algo atontada y la entrada esa necesita muchas hormonas.
Espero que todo os vaya bien, que hace mucho que no os pregunto qué tal estáis, pero yo sé que todo genial, al menos quienes no me leéis entre las sombras. Siempre os tengo por algún lado a los otros, y como ya dije me encanta que me deis toques para que actualice. Eso significa que tan mal no lo estoy haciendo. Además hace mucho que no tenía tantas entradas un blog mío, lo cual es un logro personal.
Ya se que lo dije pero me repito, ¡que agobiantes días de calor y sol que nos están tocando! y yo sin ir a la playa. Aviso a las águilas de que ya toca ponernos morenas.

¿Y de qué puedo hablaros hoy? De muy poco, así que os dejo una reflexión que escribí hace un tiempo. Sí, Granaino, reciclando.
Significados

Mentir: Es decir una mentira. Una mentira siempre oculta en forma parcial o total la realidad, es una declaración realizada por alguien engañando intencionadamente.
Hipocresía: La hipocresía es el acto de fingir que se tienen cualidades, ideas o sentimientos que en realidad no se tienen.
Engañar: Dar a la mentira apariencia de verdad. Introducir a alguien a tener por cierto lo que no es, valiéndose de palabras o de obras aparentes y fingidas.
Falsedad: Falta de verdad o autenticidad.
Fingir: Presentar como real algo que no lo es. Simular, aparentar.
Mojigato: Que finge humildad o cobardía para lograr su intento en la ocasión.
Comediante: Persona que aparenta lo que no es o dice lo que no siente.
Infundio: Mentira patraña o noticia falsa, generalmente tendenciosa.
Falacia: engaño, fraude o mentira con la que se intenta engañar a alguien.

Proverbios/Refranes/Dichos

"No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto" Aristóteles.
"La verdad duele, las mentiras matan"
"Dios os ha dado una cara y vosotros os hacéis otra" Shakespeare.
"En ciertos casos, guardar silencio es la mayor mentira. No decir es igual que mentir"
"La mentira nunca es buena, mata el alma y la envenena"
"La mentira es el refugio de los cobardes"
"La primera vez que me engañes la culpa será tuya, la segunda vez será mía" Anaxágora.
"Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, no podré confiar en ti" Friedrich Nietzsche.
"Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo" Abraham Lincoln.
"Algunas personas son tan falsas que ya no son conscientes de que piensan justamente lo contrario de lo que dicen" Marcel Aymé.

Texto

Vivimos en una sociedad totalmente hipócrita, desde pequeños comenzamos con las llamadas "mentiras piadosas" pero ¿son esas el principio de nuestra destrucción?
Nuestros padres nos esconden parcialmente las cosas, es duro sufrir, somos niños pequeños, pero si nos cuentan algo ¿no se debe contar totalmente la verdad y no dejar las cosas a medias?

Cuando crecemos en nuestra adolescencia somos mentirosos compulsivos, sin querer nos creamos una propia identidad: unos más que otros. Intentamos gustar a los demás mejorar nuestros errores, esconderlos de todas las formas posibles y exaltar o exagerar nuestras virtudes. Dios (para todos aquellos que creen) nos creo con vicios, defectos y virtudes, si nosotros mismos no somos capaces de mirarnos al espejo, ver quienes somos y aceptarnos ¿cómo lo va hacer el entorno que nos rodea? Nos pasamos horas y horas definiéndonos a nosotros mismos y a los demás, creándonos la mejor personalidad posible.
Hablamos, criticamos y hacemos conjeturas sin pensar mucho mas allá, "somos críos" esa es la excusa. Mentir a los 17 no hace un mal a nadie, solo es una tonta etapa de nuestra vida... aún no hemos salido al mundo de verdad, pero ¿una persona que se habitúa a mentir como quita ese vicio?
Las mentiras no solo se tratan en nuestra personalidad, o las que nos salvan de situaciones (he de decir que a una mentira le siguen 50 más, y la verdad forzada) existen esas mentiras, que calificamos como "traición"
¿En la amistad se debe mentir para no hacer llorar a alguien? ¿Quiénes son los amigos de verdad?
Pondré unos ejemplos que clarificará toda esta situación.
Tres jóvenes (dos muchachos y una muchacha) los une una amistad bastante grande (en teoría, pues ya todos saben que los otros han hablado mal de ellos ¿se debe perdonar?) Uno de los chicos, ha perdido cierta confianza con la joven. Ocurren una serie de circunstancias, llevando esta situación a un extremo se la acusa de haber traicionado. Un día hablando con el otro chico, le pone las cosas en blanco: ella le ha dicho todo lo que piensa al otro joven, creyendo que era lo correcto, las verdades duelen pero seguir mintiendo y poniendo una sonrisa diciendo falsos consejos la acaban por hartar. Este muchacho bastante convencido le comenta que ella tiene razón y que él también se lo comentó al otro amigo.
La realidad es que la única que dijo algo fue ella, mientras los otros dos eran los perfectos amigos.

Mis dudas llegan hasta este tema... ¿qué es mejor? ¿Callar? ¿Hablar? puedes seguir siendo "el amigo perfecto" la pregunta esta en si valdrá la pena, esa amistad de hipocresía en la que sonríes por delante y por detrás no es precisamente que le critiques pero si destacas los fallos que ante la persona interesada no haces.

Otro ejemplo, supongamos dos chicas y un joven. Dos de ellos son pareja, y la otra chica es de confianza para ambos. Un día de revelaciones, el chico comenta a su amiga que ha sido infiel a su novia. La muchacha viendo esa relación florecer tras una mentira, se siente mentirosa y cómplice. Además de ese afligimiento por su amiga, que la ve sonreír cuando en el fondo sabe que es todo mentira, todo.

Bien, claro ejemplo que muchas personas han sufrido en alguna ocasión, ¿Qué es lo correcto? de alguna forma vas a fallar a uno de los dos. Soy de las que piensa que esas cosas se deben contar... debemos sentirlo por la otra persona, pero la hipocresía es una mentira, pero cuando tienes que ver tu en esa mentira... ¿qué es más fácil? ¿Olvidar? ¿Hablar?


Haré preguntas, que a muchas personas se nos habrá pasado por la cabeza millones de veces.
¿Quién es el verdadero amigo? ¿El que esta en lo bueno y en lo malo solo? ¿O el que te aplaude tus virtudes, y comenta contigo (y no con los demás) tus fallos y los acepta? ¿Es aquel que se implica en criticar junto a ti a los demás, y que en apariencias comparte todo contigo? ¿O quizá sea aquel que no te cae muy bien, pero de vez en cuando te dice lo que no le gusta de ti? ¿También puede ser aquel que te recuerda lo perfecta e inteligente que eres? ¿O puede que sea aquel que de vez en cuando te da ganas de meterte un tortazo por recordarte un fallo evidente?


No seré yo quien diga que la hipocresía no debe existir, pues puede ser lo mas hipócrita que diga en mi vida, pero entre personas si que debe existir ese equilibrio. Debemos mostrarnos tal como somos, y aprender a querer a los demás aceptándolos

Con esto me despido, ahí quede en vuestras conciencias. Pasad buena semana. Se me olvidaba hoy os dejo una canción que me encanta, "Eres - Supersubmarina"

Poppy, la niña envidiosa.

L de Loser ¿o de gLee?

Por Drama Queen miércoles, mayo 19, 2010 , , ,

¡Hace cuanto que no tocaba esto! Oh my fucking gosh! ya ni me acordaba que era escribir para vosotros mis pequeños envidiosos. He de decir que esta vez no ha sido tanto por vagancia, que sí, pero no. Este tiempo sin actualizar lo he desaprovechado, como siempre, pero da igual. Algunos me habéis echado de menos, y vuestras quejas han sido bien recibidas, me gusta. Yo diré que también he añorado un poco escribir, y eso es un gran paso. Ya os lo explicaré algún día.

¡El sol está de visita! Y es que vaya días más soleados nos han tocado, eso sí, algunos con brisa y que bien recibida era. Como siga así creo que habrá que empezar a explorar la playa, y ponernos morenitas. ¡Que ya nos toca! En general estos días pasados no los he aprovechado demasiado, tampoco ha ocurrido nada destacable e importante. Así que mi aburrida vida de adolescente desquiciada sigue su curso natural. Y hoy una canción me ha recordado que quizá no estoy tan bien, y sólo sigo aparentándolo. Pero bueno, se hace un esfuerzo porque por lo menos la sonrisa parezca natural. ¡Ah la canción! La raya - Maldita Nerea, por cierto os diré que los vi en directo, aunque aquel día... no creo que pasase a la historia por ellos.


Y ahora me apetece hablaros de la serie gLee. Americana, si, ¿otra americanada? no. Y yo creo que ese ha sido su éxito. Volvemos a un instituto, sí, ¿hay populares y perdedores? también, pero aquí cantan. ¡Y que voces! Nada de HSM, no. Verdaderas interpretaciones, voces potentes, canciones nuevas y míticas versionadas. Una delicia de serie creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk y Ian Brennan. Quizá un argumento reutilizado, no diré que no, pero a todos nos gustaron siempre las historias de instituto. Y esta vez nos entretendrán y deleitaran. Quizá a alguno le parece absurdo la vuelta al pasado de estudiante, pero ese, seguramente, será el primero en caer al oír sus voces. Y es que de verdad, consiguen ponerte los pelos como escarpias. Cantan endemoniadamente bien.
La trama se basa en el club "Glee" un lugar dónde sólo hay losers, y que esta en el nivel más bajo del escalafón social. Este club está dedicado a los espectáculos, muy famosos en Estados Unidos por cierto, y con mucha suerte y no sin sufrir cada vez consiguen ser más, y ahora ya no sólo serán ellos, también habrá animadoras, jugadores de fútbol etc. ¿Pero qué más da? Ellos están ahi para cantar, bailar, y sentir la música. Muchas relaciones interpersonales que se cruzarán en cada capítulo. Y es que Glee es lo único que les queda. Un lugar en el que puedes ser tú mismo, sin necesidad de inventarte una personalidad. Compañeros que te apoyarán, y perdonarán cada vez que tropieces o hagas tropezar.
Dicho esto sólo os puedo dejar sus voces, ellas serán las que os convenzcan, quizá no a ver la serie, pero seguramente a escuchar sus CD's de la serie sí. Por cierto, se emite en Fox y Antena.Neox.

Gold Digger - Glee Cast Original de Kanye West
Can't Fight This Feeling - Glee Cast Original de Reo Speedwagon
Don't Stop Believin' - Glee Cast Original de Journey
Rehab - Glee Cast Original de Amy Winehouse
Halo vs Walking on Sunshine Original de Beyoncé y Katrina and the Waves
Espero que os gusten, he dejado alguna de mis favoritas. Rehab a mi me pone los pelos de punta y Halo vs Walking on Sunshine es una mezcla impresionante. Además se que a una personaja le encanta. Aunque se niegue a ser Glee. Y es que ¿a qué estáis esperando? Yo ya soy gLee, ¿y tú?

Bueno, ¿y qué mas os puedo contar? Pues poco, la verdad. Este fin de semana pasado, fue genial, y bautizado como día de "Arriba Chichis" Una historia larga de contar, y que se resume en demasiado alcohol. Y este que se presenta como "La feria de Abril" Sí, en Mayo, ¿pero sabéis qué? Os invito a bailaros unas Sevillanas conmigo, que espero que las baile igual de bien que las gitanadas.
Por cierto, no me pudo ir sin decir... Mourinho declara que quiere irse al Real Madrid, como sea, ¿cuando? No lo sabe. Pero que ganas tengo de tenerlo, que interesantes serán las ruedas de prensa. Un buen showman. Espero que haga bien su trabajo y también nos deje felices a nivel profesional. ¡Grande Mou!

Y para terminar, ¡VAMOS ATLÉTICO DE MADRID! está noche esperemos que Sevilla se tiña en lágrimas. Bicampeones, ¡que bien suena! Y cuando te enorgullecería a ti. Siempre en mi cabeza, echándote de menos cada segundo que pasa, sin olvidar cada instante que viviste para mí. Es que siempre serás un grande, y tan cerca de la fecha pasada no puedo evitar llorar sin querer. Verla triste me mata el alma, así que esperala. Irá dentro de mucho, pero irá. A tu vera, como siempre, amándote sin cesar.

Me despido, espero que todo os vaya realmente bien y seáis felices. Espero veros mañana. Y recordad (suena cansino incluso para mí) Me encanta que me comentéis, aunque sea en privado.

Poppy, la niña envidiosa.

D.A.D

Por Drama Queen martes, mayo 11, 2010 ,

¡Hola! Bueno después de esa entrada sentimental os voy a dejar una historia que empecé hace no demasiado, pero como siempre ahí se quedó. Es un poco ironía de todas las situaciones que nos ahogan a las adolescentes, y que quiera o no, estoy incluida. Tiene muchos tintes de mis amigas y de mi misma. Sólo espero que os guste. ¡Ah! Y esta vez no actualizo hasta que no me comentéis que tal la historia. ¡Panda de vagos!

DIARIO DE UNA ADOLESCENTE DESESPERADA

Ánimo: Desesperada
Estado: Soltera
Canción: I willl survive – Gloria Gaynor

Tener dieciocho años es complicado, pero tener dieciocho años siendo yo es aún más complicado. No lucho contra la pobreza, ni una enfermedad terminal sólo intento sobrevivir a la adolescencia. Seguir siendo una joven con prejuicios e inmadura.
Ver chicas más monas ya te crea dudas, pero ver niñas que aún deberían jugar con muñecas irrumpiendo en tu terreno masculino y que ellos se dejen engatusar es aún más fastidioso. Sin duda, los quince de ahora son mis dieciocho, una competencia desleal. ¿Cómo se lucha contra eso? Yo aún no lo se, quizá por eso siga soltera y con poca historia a mis espaldas, pero hoy prometo a este diario que Penélope, o sea yo, seré capaz de encontrar el amor y la estabilidad emocional que un adolescente pueda tener, claro.


Hoy me levanté con el pie izquierdo, como casi siempre. Mi novio me había dejado hacía un par de meses, y vagamente lo recordaba. Siempre he pensando que sólo quise estar con alguien y decidí que él era el mejor candidato. Universitario y teóricamente más adulto. Resultó ser otro niño grande, esos de los que oyes hablar y tú no quieres creerlo hasta que lo sufres. Mi madre siempre dice que con el tiempo te das cuenta que todos los hombres son así.

Acababa de empezar el verano y todas las ideas de citas románticas se habían ido por el desagüe. No sólo eso sino que además me tocaría cuidar a mi hermana de ocho años todas las mañanas. Llévala a la piscina, que si ahora una película de Disney y después a casa de su amiga porque como diría ella misma “tenemos cosas muy importantes de las que hablar”

Me miré en el espejo y terminé de subirme los pantalones, al mismo tiempo que oía el sonido de nuevo e-mail. Lo miré, tendría que comer rápido si quería llegar.

-Hoy Sara se ha portado mal, mamá. La tienes demasiado consentida.
-Eres peor que ella –ví como la enana de mi hermana me enseñaba sus dientes, o los que la quedaban, en señal de satisfacción- si tú lo fueras menos, ella tendría ejemplo a seguir.

Di por zanjada la conversación refunfuñando de mala manera. A su vez mi madre sonreía socarrona. Está claro, las niñas de ocho años también me ganaban.
Después de comer salí corriendo a toda velocidad, ya llegaba diez minutos tarde.
Un rato después la figura de mis amigas se hizo presente y cada vez más clara. Allí estaban, esperándome con cara de malas pulgas. Camila, Sandra y Elda. Eché una última carrera y me hice la sofocada.

-¿A quién quieres engañar? –rió Sandra- has venido caminando, mirando el paisaje y oliendo el fresco aroma.
-Bueno, es algo que deberíamos hacer todas –me quejé- no tenéis nada en cuenta el privilegio que es vivir aquí. Si vosotras supierais…
-Deja de dramatizar Shakespeare –sonrió Camila- que al final nos harás llorar.
-Sí, de miedo –empezamos a reírnos y pusimos camino a la playa-

Miré mi móvil, manías idiotas, ya sabía que nadie me iba a llamar. No, estaba claro que no. Lo guardé echándole un segundo vistazo, y suspiré silenciosamente.

-¿Y qué tal con Marcos? –Elda miró hacía otro lado y se quedó absorta. Marcos era su novio desde principio del instituto y últimamente no estaban demasiado bien. De igual forma, nos daba envidia, mucha para ser sinceras. Era la única de las cuatro que tenía pareja.
-Bueno, estamos, algo que parece realmente complicado.
-Tranquila todo se arreglará, sólo es una mala época.
-Camila sabes que eso no es verdad, llevan mucho tiempo así y yo no quiero ser mala, pero el otro día oí decir a Teresa
-¿Qué Teresa? –intervine-
-La rubia esa teñida que es amiga de David, bueno, pues la oí decir que Marta se enviaba mensajes con Marcos y que iban a quedar un día.
-Sandra te crees todo de verdad. Elda ni caso, la gente es envidiosa ya lo sabes.

Se hizo un silencio incómodo, nos tumbamos en las toallas y cada una se quedó pensando y juzgando cada palabra que se había dicho. Y es que, las mejores amigas también somos así. Es inevitable que nos juzguemos las unas a las otras. Sin duda Sandra había metido la pata, para hacer esas acusaciones hay que tener pruebas, bastante tirria nos tenía ya Marcos y como consecuencia cada día Elda estaba más lejos.

-Chicas, morenazo a la vista –instantáneamente todas levantamos la cabeza-
-Madre mía, ¡quien le cogiera! –Dije sin pensar- es de los míos
-Penélope todos son de los tuyos –las tres rieron ante mi cara de indignación-
-Sí, sí pero a todas os gusta golfas
-Es evidente… esto no se ve todos los días ¿quién será?
-Mi futuro novio –río Sandra- así que no lo desgastéis con la mirada
-¡Qué más quisieras! No te atreves ni a decirle hola… -retó Camila-

Sandra se levantó y dio varios pasos, nos quedamos atontadas, eso sí que era noticia, Sandra atreviéndose a acercarse a un chico sin tener alcohol en sangre. Con este último pensamiento la vimos correr de nuevo hacia nosotras.

-Vale, no me atrevo –estallamos en risas-
-Gallina, si es que… ¡os pierde la boca!
-Habló aquí la que tiene sexo seguro… si es que eso de tener novio es una ganga. Dios da pan a quien no tiene dientes.
-Si que tengo dientes, idiota –Elda sacó la lengua- vayamos al agua para que relajéis esas hormonas y bajéis la temperatura.

Cuatro horas más tarde, un baño refrescante y un guapo más en la lista decidimos irnos y tomar un helado. Me encanta Gelato’s y su helado de chocolate.

-Esto es un gran sustituto al sexo, sin duda –comenté-
-Pero tu que sabrás, si sólo lo has hecho una vez y te salió fatal.
-Sandra cállate, que tú eres virgen. Y me refiero, que ahora mismo seguramente estaría pensando en la patética vida sexual que tengo, en cambio disfrutó de este riquísimo helado. Aunque bueno, sigo pensando en ello, creo que moriré medio virgen.
-Se es o no se es, y tú no lo eres. Y creo que es algo natural pensar en ello. La sequía sexual estoy segura que afecta a nuestro humor y por eso somos tan bordes y nunca ligamos.
-Camila habla por ti guapa, yo soy una flor de loto alegre a todas horas. ¿Vamos a quedar esta noche? Es por cambiar de tema y no volverme loca por ser virgen.
-Yo he quedado con Marcos.
-Pues a las once en “La Tertulia”

Nos despedimos y cada una se fue por su camino. ¿Qué estarían pensando? Siempre me lo preguntaba de camino a casa. Y es que éramos tan diferentes las unas de las otras que a veces me asustaba. Nunca he sabido como nos unimos y aún menos que nos mantenía, pero de algo si era consciente: por las chicas que había dejado atrás haría cualquier cosa. Porque eso era lo inexplicable y bonito de la amistad sincera, que nada ni nadie podía separarme del cuarteto tan extraño que formábamos. Éramos una oda a la alegría y las penas compartidas.

Nada más llegar me di una ducha rápida y me puse al ordenador. Sandra estaba conectada.

* P / sonrisas que matan dice:
¿Ya me echabas de menos? Hoy te has pasado con Elda…
- !! san ( : dice:
Sí, ya sabes que eres mi amor secreto. Tía, yo es lo que oí ¿Qué culpa tengo? Lo mejor es que lo dejen y ninguna nos atrevemos a decírselo, y la esta haciendo mucho daño.
* P / sonrisas que matan dice:
Nosotras somos sus amigas y debemos estar ahí para ayudarla y apoyarla decida lo que decida. A ti no te gustaría que tus amigas te atosigasen con que tu novio es un imbécil. Bueno, me voy a ver una película.

Me desconecté sin esperar respuesta. Sabía que Sandra se enfadaría por ese comentario. A veces era demasiado terca, casi siempre a decir verdad. Ella era sin duda la menos pasional de todas. Yo tenía la certeza de que todo era debido a que nunca se había enamorado. Ningún chico la había interesado lo suficiente, ni Sandra a ningún chico. Algo que tampoco consigo adivinar por qué. Era graciosa y sincera, algo tímida. Castaña, de ojos almendrados y sonrisa fácil. No estaba gorda, ni era horrible, ni tan siquiera tenía granos. Una cosa que las adolescentes aunque queramos ser diferentes y vayamos contra cánones de belleza nos importan.
Sin duda para mí un misterio que la naturaleza no ha querido que conozca.

Puse a todo volumen “I will survive” y empecé a bailar mientras cenaba y escogía ropa. Tropecé varias veces, pero no importaba, esta canción conseguía subirme el ánimo hasta límites estratosféricos. Quizá el principio de mi estabilidad emocional era mantener lejos a cualquier chico.

Hora y media después, cuatro golpes contra la mesita de noche y una felicidad renovada salí de casa con un vestido blanco de algodón y unas sandalias marrones, tatareando mi himno. Porque siempre podemos sobrevivir.

Cuando llegué aún no había nadie, me senté y empecé a fumar. Un vicio que quitar. Aunque pensándolo bien, junto al chocolate eran mis únicos vicios.

-¡Penélope! –miro a ver quien es. Situación peligrosa, cuando alguien con quien te odias en silencio se acerca a ti, y tú sólo la miras reflejando la guerra fría- ¿qué tal estas? Me he enterado de que lo dejaste con aquel chico…
-Sí, ya sabes incompatibilidad de caracteres –sonrisa forzada y herida en el orgullo- ¿tú qué? ¡Ay mira! Ya llega Camila, hablamos otro día adiós.

Echo literalmente a correr mientras noto la mirada de la cerda esa que sólo quería recordarme lo patética que es mi vida sentimental. Camila ya se está riendo, se imagina todo.
-¿Qué quería esa?
-Ya te puedes imaginar, hacer leña del árbol caído.

Empiezo a imitarla descaradamente, hasta que llega Sandra y por supuesto la contamos la pequeña anécdota que se haría dueña de la noche. Porque somos así, cuando se nos toca es el mayor problema. Y como curación tiene que haber una larga conversación criticando a la persona odiada. Simple pero gratificante.
Risas, bebida y sobretodo, mucha complicidad.

No me seáis malos y escribidme. Con todo el cariño que os tengo yo envidiosos míos. Y sí, digo míos, ¿por qué? porque me apetece, y ya lo sabéis... soy una caprichosa.
Por cierto... soy consciente de que os debo una buena entrada, que ultimamente todo es muy personal y demás. Pero ya sabéis, me dejo llevar... y así todo.
Bueno y hoy me apetece dejaros la canción de Kanye West, Gold Digger. Mítica donde las haya. Y decir que la versión hecha por el cast de Glee (serie de la que hablaré pronto) es muy buena.

Poppy, la niña envidiosa.

formación águila

Por Drama Queen sábado, mayo 08, 2010 ,

Bueno, esto es una entrada especial o sentimental, o yo que se que... pero me apetece hacerla. Después de ver un vídeo y unas semanas geniales ¿qué mejor momento?

Recuerdo cuando no hace tanto me preguntaba que haría con mi vida con dieciocho años. Nunca me la imaginé así, y en muchos aspectos de mi vida seguramente ha sido una decepción, pero sigo mirando, e intentando encontrar mi camino. Un camino que se dibuja sin luces y con muchos sacrificios, pero eso es la vida ¿no? Durante este tiempo han pasado seguramente cientos de personas por mi vida. Amigos que dejé atrás, otros que pasaron a un segundo plano y algunos que me olvidaron a mí. Muchas personas importantes, desquiciadas, interesadas, agradables, voluntariosas, imbéciles... podría pasarme horas poniendo etiquetas y que a cada adjetivo en mi mente apareciese una persona o varias.
A lo largo de estos últimos seis años (por no remontarme un poco más atrás) me han decepcionado, lo he hecho yo, pero lo más importante he perdonado, me han perdonado y he querido a muchas de las personas que me han rodeado. Nunca he sido fácil en eso de las relaciones personales, soy muy recelosa, posesiva e indulgente. Y sin duda, puedo decir que mi mal carácter me ha hecho perder demasiadas cosas.
¿Pero qué más da? Me presento hoy aquí, con dieciocho años y cinco amigas que me acompañan casi a diario. Hay otros... pero ninguno me soporta tanto como vosotras. Puedo decir que os quiero, pero también reconoceré que hay momentos de no soportaros. A veces me siento una pieza de un puzzle de seis, que nunca debía haber encajado. Y quizá a la fuerza, con persevarancia y muchas peleas, para que mentir, las hemos encajado aunque sea a tortazos. Somos tan diferentes las unas de las otras, tenemos diferentes estilos de vida, principios e ideas. Ni tan siquiera estamos de acuerdo a la hora de reír. Pero quizá ese es el equilibrio entre todo el caos. Ser opuestas para crear algo en común. A veces, por no decir siempre, es complicado mantenernos sin una mala mirada, un mal comentario o una opinión fuera de lugar, pero al final os veo cada Sábado en el lugar de siempre, con los cotilleos de la última semana y con muchas ganas de pasar una noche juntas.

El futuro seguramente nos depare caminos desencontrados. Vamos creciendo y las prioridades en cada una van cambiando. Nuestro estilo y personalidad se va definiendo, y eso separándonos. Es ley de vida. Pero sé, que mientras podamos seguiremos dando golpes a esas piezas de puzzle. Además, a mí, siempre me quedará la esperanza de que cada verano, aunque estemos lejos, volveremos aquí, a este lugar del que tanto queremos salir y nos quejamos, nuestro pequeño pueblo que no sabemos apreciar en muchas de las ocasiones, el que nos ha visto crecer, reírnos, soñar y llorar. Y saldremos juntas, nos pondremos al día, y con los años nos presentaremos a nuestros novios, futuros maridos, a nuestras nuevas amigas y lo que sea que haya que presentar. Tendremos conversaciones tediosas sobre la falta de sexo que sufre R, el mundo tan complicado que se encontrará C en su trabajo, seguramente sobre los encuentros amorosos y escapadas románticas de O, o quizá como R sigue preguntándose por qué en su adolescencia fue fan de Tokio Hotel, aunque A nos dejará claro que ya no quiero oír hablar de niños, que suficiente tiene con los de todos los días. Y volver a empezar, desde el principio, tumbadas al sol, con el mundo por delante. No sólo serán nuestros veranos, ¿por qué para que existe Internet y el teléfono? Aunque estemos lejos, y los kilómetros se dispongan a separarnos espero, bueno, estoy segura que podré llamaros para oír el chiste más malo que hayáis oído en todo ese tiempo sin saber la una de la otra.

Por ahora, mientras el tiempo hace su trabajo de cerrar esta etapa de nuestra vida, quiero dedicaros mi tiempo y brindaros mi total amistad, pese a todo. Daros las gracias... muchas habéis pasado años conmigo y otras no me soportasteis, pero hemos llegado hasta aquí. Habéis estado en uno de los peores momentos de mi vida, y aunque nunca me he abierto a vosotras (borracha quizá) sé que estuvisteis ahí, para dar una sonrisa.


Dicho esto paso a lo que viene siendo el blog normal. Escribo en domingo otra vez, y decir que un fin de semana con sus más y sus menos... pero genial. Me he reído, aburrido y vuelvo a reír, así que, suficiente
El concierto de Estopa fue extraño, pero me divertí, y bailé, así que más no se puede pedir. Claro, que todo esto... como Camarón. Espero que te hiciera ilusión que te llamasemos en la noche para que vieras que nos acordábamos de ti. Y nos escuchases cantar para tus oídos, sólo para ti.
En general, sigo esperando que todo cambie. Pero ya sabemos que eso sólo es cosa mía.

Y ya para terminar, pongo la que para mí ha sido la canción del fin de semana (y no es Estopa) porque la hemos bailado un montón, y da vidilla. Me apetece escucharla, Sick of love - Rober Ramirez, a algunos os sonará del club del chiste. Espero que os guste.
Hoy me despido con una pequeña espinita, pero ya estoy estudiando como sacarla.

Poppy, la niña envidiosa.

Desorientada

Por Drama Queen jueves, mayo 06, 2010 ,

Bueno me paso por aquí, aún a riesgo de que haya gente que no leyese la entrada anterior pero, ¿qué importa? Nada.
Hoy un día complicado, realmente no... pero al final se ha torcido. Si me lees, que mínimo decirme a que ha venido el "volver a la vida real" y lo que has hecho. De igual forma, me quedo con lo que me has enseñado. No me dentré ni un segundo más en este tema.

Vengo... con la foto de Piqué e Ibrahimovic. Obligada, sí. Incluso la señora Mercedes Milá ha hecho una descripción sobre ella. Así que, que menos que dedicara este espacio a mi hombretón y el sueco. Creo que cada día Gerard Piqué me envía más señales para que no me gusta... esta, "nena no podrás cambiarme de bando" ¡Que vida más triste!

Os pongo lo que ha escrito Mercedes en su blog. Es digno de leer, a mi se me han puesto los pelos como escarpias. Sólo espero que la mujer de Zlatan no se ponga celosa.

Ternura, intimidad, compromiso, amistad, erotismo. Me paro, de momento.

Ternura: dos cuerpos abandonados a si mismos que se acercan y entrelazan sus manos con sumo cuidado como si pudieran romperse. Dos cuerpos de igual tamaño, vestidos de forma similar, con edades parecidas. Dos cuerpos que se están hablando por cada uno de sus poros, por su aproximación. Dos hombres que no se sienten observados y se tratan con suma ternura, como si algo importante estuviera en juego. Las manos parecen preparadas para ser esculpidas; son fuertes, grandes y tocan con delicadeza. Son manos que se conocen, que se reconocen. Sus antebrazos no quieren alejarse, el coche les sirve de apoyo, pero casi no lo necesitarían: se tienen uno al otro. Para mi les define una intensa intimidad.

Intimidad: Intimidad quiere decir que comparten lenguajes verbales y gestuales; que comparten deseos y sensaciones; que comparten casi una misma lucha. Intimidad que les defiende del exterior, que les refuerza mutuamente, que les hace poseedores de un valor que nadie mejor que ellos conoce. Intimidad frente a la multitud, una multitud de la que viven y para la que trabajan. Intimidad necesaria para sobrevivir, para no volverse locos. Esa intimidad les ha hecho adquirir un compromiso.

Compromiso: sus manos hablan de compromiso, sus ojos hablan de compromiso, su cercanía grita ese compromiso. Se han conocido hace poco tiempo, pero esta palabra les ató muy deprisa: compromiso. Compromiso con una sociedad, con un club, con unos patrocinadores, con los aficionados, con los fieles, con los que siempre perdonan, con su entrenador, con sus demás compañeros. Compromiso que compromete, que a veces atenaza, otras sublima y otras cura las heridas. El compromiso que sientes por formar parte de un equipo que se juega su futuro demasiado a menudo. Compromiso que sólo la amistad entiende.

Amistad: esa mirada no la entiende nadie más que la amistad. Esas caras que casi se rozan, esos cuerpos que se podrían definir mutuamente, hablan de amistad. Amistad que significa apoyo, significa: no te fallaré, no podemos fallar, no podemos fallarles.
Amistad que requiere superar retos y amarguras. Amistad que crece frente a millones de personas a las que haces felices haciendo bien tu trabajo, tu pasión. Amistad que sale de un vestuario donde sólo la amistad logra reforzar cuerpos heridos. Amistad que permite ternura, intimidad y compromiso. Amistad que, vista desde fuera, está cargada de puro erotismo.

Erotismo: eso es lo que en definitiva muestra esta fotografía de Ibrahimovic y Piqué, los dos jugadores del Barça. Me cuentan que se la hicieron cuando salían del vestuario de ver Gladiator, esa película que Guardiola y Estiarte escogieron para transmitir emoción y pasión a los jugadores frente a un encuentro tan trascendente como fue el final de la Copa de Europa que ganaron el año pasado y de la que el Inter de Etoo, les ha apeado en este.
Erotismo en sus cuerpos, en sus manos, en sus miradas, en su cercanía, en todo su cuerpo. Como dice un amigo mío: “algún día sabremos lo que sucede entre jugadores de fútbol en esos vestuarios”. A mi saberlo me va a dar igual, lo que si agradezco es que no se frenen y nos permitan disfrutar de estos gestos de ternura, intimidad, compromiso, amistad y erotismo.

Espero que esta fotografía os inspire algo bonito porque si no fuera así no os iba a entender en absoluto.


Dicho esto me despido. Estoy cansada. Nos leemos... dentro de poco espero. A ver si mis amiguitas se animan a inspirarme y escribo el sábado. Pasad un buen fin de semana.
¡Por supuesto! hoy no puedo irme sin poner una canción. Os dejo "Chica Pop - Zahara" alguien dijo que le recordaba a mi, ahora no se si es mentira o realidad, quizá sólo fantasía de una niña ingenua que se vió impresionada.

Poppy, hoy, la niña decepcionada.

Esto no es Irak

¡Hola! Y como siempre escribiendo a mitad de semana. Últimamente ando muy vaga, más de lo normal a decir verdad.

Hoy tampoco me apetece escribir nada, así que os dejo una parte de "Esto no es Irak" mi intento de obra maestra. Ya me diréis que os parece.

El sol había salido hacía dos horas, aunque también había visto anochecer. No podía parar quieto, los nervios estaban a flor de piel y aunque mi cara solo denotase un poco de tensión el corazón me iba a cien por hora.

Miré una y otra vez por la ventana pero no parecía que nadie se acercase, oía a mi madre y mis seis hermanas en el salón y la cocina haciendo las tareas domésticas. Yo era el décimo de trece hermanos, y supuse que los demás que faltaban en la habitación estaban trabajando o estudiando. No dejaba de pensar que si se enteraban de lo que hoy iba hacer, ellos con sus propias manos me quitarían la vida. Ese día, al caer la noche, lucharía por la liberación de los Tamiles en Sri Lanka.

Pertenecía a un grupo de militantes, yo debía estar estudiando o trabajando como mis hermanos, pero en algún momento desde los catorce años hasta ahora –tengo dieciocho- decidí que era mejor defender los derechos de mi pueblo, de mis hermanos y hermanas, de nuestras costumbres y religión.

Vivía al noroeste de Sri Lanka, una isla del pacífico situada debajo de la India, que estaba dividida en dos. Todos vivíamos juntos, o más bien compartíamos tierra, pues tras conseguir la independencia de Inglaterra, tamiles y cingaleses habíamos luchado, llevándose estos últimos la mayor parte de la isla y el gobierno. Bloquearon –o lo intentaron- el paso hasta nuestra zona a los turistas, y ayudas, nos humillaban por ser lo que éramos y estábamos continuamente marginados.

Lejos de todo lo que ocurría supongo que yo mismo era consciente de mi afán de superación y de intentar destacar sobre todos los demás, esto hacía que la aventura de jugar en lo prohibido fuera aún más morbosa.

Oí un fuerte ruido fuera: la señal. ¿Qué señal? Los nervios me volvían a fallar, no existía señal alguna. Jayaraj sería quien venía a buscarme. Él era uno de mis mejores amigos desde la infancia, mi casa tenía multitud de recuerdos y cada lugar escondido en el pasado fue nuestro lugar de entretenimiento. A veces, sin querer, cuando estaba cansado, era incapaz de no pensar en el paso del tiempo: tan lejano y cercano a la vez.

-Vishnu ya está aquí tu amigo –gritó mi madre, por fin suspiré aunque en ese momento el corazón comenzó a latirme muchísimo más rápido-.

Salí a toda prisa de la casa, y vi a mi amigo apoyado contra una de las casas blancas colindantes a la mía. Su sonrisa de rompecorazones me hizo tranquilizarme por unos momentos. Y sin decirnos nada, con una simple mirada pusimos rumbo a la playa. Aún nos quedaba tiempo, podíamos echarnos atrás o seguir hacia delante, pero por ahora solo quería pensar en las cervezas que nos tomaríamos a la orilla del mar, cerca del mercado.

Caminamos varios kilómetros antes de llegar a la playa. Por el camino nos habíamos encontrado con varios conocidos, también nos habíamos visto obligados a ir hasta el colegio de mis hermanos a darles un mensaje de mi madre. Como odiaba tener que hacer los recados de la casa, no porque fuera cansado o injusto, sino porque yo sabía que era para mantenerme ocupado y una forma de castigo. Con todos los imprevistos llegamos una hora tarde, lo que me quitaba sesenta minutos más de tranquilidad, ahora estaba tres mil seiscientos segundos más cerca de mi objetivo.

Nos sentamos entre la multitud que miraba las olas perdiendo su tiempo. A lo lejos pude ver como una pareja de recién casados se adentraban en el mar hasta las rodillas para arrojar al agua los collares de flores en señal de eternidad, y agarrados de la mano sin hacer nada más se iban. No era momento de cuestionarme nuestras formas de vida pero la pregunta vino sola a mí, ¿por qué nosotros, los hinduistas teníamos tan mal ver del afecto en público? Yo podía agarrarme a mis amigos como algo normal, íbamos de la mano y bromeábamos continuamente, ante el público, por cualquier calle y sin embargo que mi padre diera un beso a mi madre en nuestra propia casa, delante de su familia se tachaba de desfachatez y obscenidad. Supongo que cosas como estas, cosas que iban implicadas en mi lucha jamás las entendería sólo aprendería a vivir con ellas. Pero ahora llegaba mi nueva pregunta ¿qué hacía pensando en eso? Lo mejor era seguir bebiendo, así que sin dudarlo un instante me llevé el vidrio a los labios y bebí todo lo que el cuerpo me dejó.

-¿De verdad que vamos hacerlo? –Preguntó Jayaraj obligándome por primera vez hablar sobre el tema-.

-Aún puedes no hacerlo –susurré, volví a dar otro trago para intentar vomitar las palabras que venían ahora- yo seguiré hacía delante, es mi decisión, no estás obligado a compartirla.

-¡Maldita sea! ¿Por qué todo es así? ¿Por qué…

-No es momento de cuestionarse –le corté, ya me preguntaba yo una y otra vez, no necesitaba que él me agregara nuevas interrogantes- existen demasiados por qué en la vida y pocos con respuesta. No sigas por ese camino porque solamente conseguirás acobardarte y encontrar mil excusas para no seguir hacia delante.

Espero que os guste. Si a alguien le interesa, pues que me pida más. Y ya sabéis, estoy abierta a cualquier comentario y critica.

Poppy, la niña envidiosa.

Tu calorro

Por Drama Queen domingo, mayo 02, 2010 , ,

¡Fin de semana y yo escribiendo! Oh si nena, estamos de fiesta y alegría. El sol está saliendo después de la lluvia, y es que parece que el tiempo acompaña mi estado de ánimo. ¡Feliz, feliz, feliz! ¿Qué me ha pasado? en particular nada, en general nada, sólo sé que anoche fue todo genial y me hace ilusión. Ya sabéis, como una niña con su piruleta nueva. Está todo genial.

Para recordar el striper a.k.a el vaquero, beber como locas para que las copas costasen únicamente tres euros (por cierto, he perdido los descuentos, creo) bailar, reír, caer, levantarnos, hablar, y conocer gente nueva. No sé una buena noche. Ah, por supuesto... hubo tanda de "piropos de camionera" y bastante buenos he de decir pese a que yo... veía poco, y el que antes era feo ahora era guapisimo.

Bueno, me he levantado con resaca pero un sabor dulzón de victoria estaba en mi boca, y es que ojalá todas las resacas fueran después de una noche así. Tras prepararme y todo lo que eso conlleva, fui a por las rosas para mi mami (¡Feliz dia de la madre!) y se las llevo la enana, con el regalo. La encantó, y a mi me encantó verla sonreír. Ultimamente no lo hace tan a menudo, y me siento mal al pensar que parte de la culpa es mía.

Por cierto, no se si os he contado que he sido "tía" mi primo de Londres ha tenido un niñuco precioso. ¡Ai! que ganas de verlo. Suerte de mi hermana... seguirá siendo la princesita de la familia. Y encima la tocan chicos de su edad... no como yo, que me llevo más de diez años con muchos de mis primos.

¿Qué más? ¡Ah si! este fin de semana concierto de Estopa. Mira que en principio no estábamos decididas, pero después de pensar en escuchar "Tu calorro" en directo, creo que merece la pena más que nunca. Presiento que nos vamos a reír un montón y todo saldrá bien. Recemos para ello.

Me apetece dejaros mi sonrisa, es una foto... de hace un par de meses pero es que representa totalmente como estoy hoy. E incluso igual hoy es más grande.

Y ahora un trozo de algo que también lo empecé hace mucho, pero ahí sigue parado y sin nada que decir. A veces me odio a mi misma por no escribir. No se si me falta motivación, quizá inspiración o si solamente soy una vaga, a la cual la importa poco escribir (casi que me decanto por la tercera opción) Pero siempre termino volviendo, en forma de blog, en un foro de literatura o en obras viejas, o como sea, siempre aquí. Como el turrón por navidad. En todo el año te acuerdas de él, pero si no lo tienes el 24 de Diciembre en tu mesa.... malo. No sé.

El sol la encontró tumbada entre sábanas de franela. Dormida, con cara de ángel y sonrisa de pícara. Su cuerpo medio desnudo, y el pelo juguetón entre su pecho. Aquella era Lucía, el demonio hecho mujer para hacerte llegar al infierno disfrazado en placer. Una clase de droga que algunos conocían y siempre querían repetir. La adicción que nunca quiere volver a ti. Una vez era suficiente. Lucía en el mundo de los mortales era un ángel caído, una de esas personas que sabes que debes evitar y únicamente te atrae como si la fuerza de la gravedad fuera su interior.

Poco a poco fue despertando, sus ojos se abrieron y dejaron paso a los grandes ojos azules. Una sonrisa más amplia, perfecta. Y ahora un pequeño salto para levantarse. Se dirigió al baño y abrió los grifos de la bañera. Hoy era un buen día para llegar tarde. Siempre lo era. Caminó hacia el espejo para verse. Las ojeras no habían hecho su aparición. Suerte. Sacó un vestido rojo de seda, y un abrigo. Era frío otoño, aunque Lucía se empeñase en vestirse como si fuera verano. Miró por la ventana aún desnuda, la gente ya estaba en las calles. ¿Qué hora sería? Bien, demasiado tarde para ir a la facultad.

Tras varias horas Lucía decidió sacar su boa negra, esa de mujer fatal que guardaba para las ocasiones especiales.
Cogió su móvil y busco en sus contactos: Guillermo. Buena elección.

-Hola Guillermo soy Lucía, la chica que conociste en el Saint Tropez ¿te acuerdas? –ríe ante su propio comentario, cualquiera se acordaría de Lucía-
-Claro esperaba tu llamada ¿te apetece quedar?
-Quedamos dentro de una hora en el café de Sowe, nos vemos.


Teléfono colgado. Un día completo para la pequeña Lucía
Bueno espero que os haya gustado todo. Y... recordad, sed buenos, el karma está siempre tras vosotros.

Poppy, la niña envidiosa.

Born to be wild

Por Drama Queen sábado, mayo 01, 2010 ,

¡Sí señor! Nacida para ser salvaje y me quedé en corderito degollado. Pero hay noches como hoy que con un poco de gracia, mucho desparpajo y sobre todo... piropos de camionera mi parte mas "salvaje" sale. Si es que en el fondo... sólo se dar guerra.

Una noche sentada viendo pasar guapetones (Alguna ha pensado en ir corriendo detrás de ellos, yo no ¿eh? yo sólo hacía el comentario) y riendo mejora el ánimo de cualquiera. Ni nos hemos acordado de que no hay ninguno en nuestra vida. Veamos ejemplos de lo que hace una noche aburrida y un poco ácida.

PIROPOS DE CAMIONERA

  • Al indeciso, "a ese le iba a dar yo pal pelo y verás tu que rápido se decide"
  • Al gitanón, "le comería yo todo, y después iba a probar lo que no es una gitana" (más tarde alguien dijo "si... comer todo el brazo gitano" y me la apunto)
  • Al bibliotecas, "imaginate que estás en la biblioteca... a ese le iba hacer yo pa' un kamasutra no, ¡para dos!"
  • Al militar, "eso si que es un potrenco para cabalgarle, y como lo haría yo"

Seguramente ha caído alguno más, pero vamos que si es cuestión de inventar tengo para todos.
Nada, en general buen día. He ido a comprar el regalito de mi madre, un anillo de oro con unos brillantes (azul y blancos) y otros pendientes de oro con brillantes blancos. Muy bonito todo, aunque siempre me siento rara escogiendo eso... Entro a la tienda con miedo de que piensen que soy una ladrona, o algo así. También encargué dos rosas rojas, por eso de que somos dos hijas, para que se las lleve mi hermana el domingo. Ahora he de buscar un marco y hacer que la enana de mi hermana pinte algo.
Por cierto, un apunte, ¡me duelen un montón los pies! y no será porque he movido mucho los pies para el regalo, pero esas victoria me matan, Dios.
Y volviendo al día, ¡me compré por fin el bolso que quería! ha costado, pero he llegado antes de que cerraran la tienda, después de varios intentos en días atrás.
Bueno y luego, como es costumbre... los viernes de reencuentros con amigas. Risas, comentarios, críticas pero lo que más me gusta... tesis sobre hombres, es decir... reafirmar que estamos perdidas en ese campo.

Hoy os he escrito porque me he dado cuenta de que, como empiezo a escribir el miércoles se me junta un fin de semana con otro (que se supone que es cuando descanso del blog y menos me apetece buscaros cosillas o hablaros de mi aburrida y pésima vida) y al final termino no escribiendo nada. A ver si me pongo ya seria y os hablo sobre los oradores, que ya tenéis que estar muertos con tanto "diario personal" Por lo menos ahí tendréis que comentar, y sí, es una obligación.

He tenido la idea de poner un "tag-board" así quizá reciba más comentarios aunque sean para llamarme petarda. Si no se utiliza pues terminaré quitandolo, pero bueno, espero que sirva de algo. Además como es más rápido e informal quizá pueda interactuar más con vosotros, pequeños y pequeñas cotillas.

Por cierto, ¿Por qué cuando una tía es ácida, borde, de carácter fuerte y difícil los hombres tienden a decir "a esa lo que la falta es un buen polvo"? Aún no me lo explico, si alguien es capaz de contestarme o ayudarme en este tema tan importante que me deje un comentario (puede ser anónimo así no os mataré) me envié un e-mail, o como apetezca.

La canción de hoy da nombre a esta entrada, Born to be Wild - Steppenwolf, como siempre espero que os guste. Y si queréis recomendarme música los comentarios están abiertos, y mi mente también (tampoco os paséis)

Me despido deseándoos un buen fin de semana y día del trabajador, ¡y que vivan los piropos de camioneras! ¡Ah! hoy dejo recadito para el granadino, que mucho instarme a escribir pero no le veo comentarme, cuanto hombre quejica.

Poppy, la niña envidiosa.