C O O K I E S ! para comérselas

Morena mía

Por Nagammah L. viernes, abril 23, 2010 ,

El día despierta nublado, y para colmo con sensación de día difícil. Recuerdo haber dicho ayer que escribiría sobre varios de mis oradores preferidos, pero sinceramente ahora mismo no me apetece, así que lo dejo para más tarde, quizá esta noche.

Alguien un día me dijo "Morena mía" y ahora, soy morena de nadie. Que pronto pasa el tiempo, y como aparecen y desaparecen las personas de nuestras vidas. Es curioso. Igual es el cansancio de seguir tu ritmo, o la necesidad de ir más rápido, pero al final, casi siempre, quien suele decirte "morena mía" se aleja. Algunos vuelven para hacerte una visita, como R, que volvió a mi vida. Es intermitente. Unos días me habla, otros se aburre y necesita conversar, a veces sólo desahorgarse. No somos amigos, pero tampoco desconocidos, ni tan siquiera conocidos.
Y es que, ¿por qué necesitamos poner etiquetas a las personas? Necesitamos saber en todo momento si es nuestra pareja, amigo, rollo o lo que sea. Yo he visto caer relaciones en la destrucción masiva por querer encontrar su etiqueta. Deberíamos ser capaces de vivir sin tener que llamar a algo como un sentimiento, una relación por un nombre en concreto. ¿Quién dijo que lo normal fuera ser "novio/a"? No seré quien diga que el amor no es bonito, pero lo normal y habitual está sobrevalorado, sin ninguna duda.
Vivimos con una presión continua de encontrar a nuestra media naranja o yo que se qué. Nos venden la moto de que en pareja todo es más fácil, y siempre tienes un apoyo. Y hoy os contaré que hay amores que matan, pero sobretodo, y lo más importante, que somos seres individuales y en muchas ocasiones no funcionamos en pareja porque no somos capaces de funcionar sólos. Así que preocuparos por vuestra autorealización, y seguramente en pareja todo irá mejor.

Me remonto en el tiempo, y me muevo hasta la Comunidad de Madrid. Comienzan una campaña contra las drogas llamada "Las drogas dejan un gran vacío" Como viene ocurriendo últimamente todas dedicadas sobre todo a los jóvenes.

Una imagen muy agresiva en la que sin duda tus ojos no sólo miran la lápida sino que se fijan instantáneamente en la fecha; 1988-2007
Además leemos un segundo lema "Entrar en la droga es enterrarse vivo" como el primero, muy significativo.
No se, si llegáis a fijaros en los árboles que representan la misma actitud y escena que los propios jóvenes ante la tumba: un árbol muerto y los otros vivos alrededor de él, mirando.
En los últimos años la mayor parte de las campañas antidrogas han sido agresivas, reales y duras de ver.
Para mí gusto, muy buena idea. De una forma realista te van enseñando efectos, casi siempre llegando a la muerte. Podemos recordar el spot de la ruleta rusa.
Aún no comprendo como hay personas que prefieren mensajes más light. Si estas no causan efecto, no quiero imaginar las otras.

De igual forma, yo sigo planteándome si estas campañas e información llegan a buen cauce. Si alguien se replantea las cosas viendo los efectos. Hay mucha gente que los sabe y sigue haciéndolo. ¿Entonces? ¿Estas campañas sólo van dirigidas como prevención? Sí es así, el público al que esta dirigido es menor. ¿Un malgasto del dinero? No se.


Creo que por hoy ya suficiente, dar las gracias a los dos comentarios que he tenido. Aunque parezca absurdo, me hicieron sonreír y feliz. A la sevillana decirla que sí, un poco de envidia si que me das, no mentiré.
Bueno, pasad un buen fin de semana, seguramente os escriba. ¡Ah! Se me olvidaba... una canción. Hoy me decanto por Vetusta Morla, con su canción "Copenhague" atentos a mi parte favorita, el estribillo... y es que me encanta lo que dice, y describe tan bien lo que quisiera hacer.... "dejarse llevar suena demasiado bien, jugar al azar, nunca saber donde puedes terminar... o empezar" ¡Que complicado es todo! Suerte, dejaos llevar por unos instantes... sólo un poco.

Poppy, la niña envidiosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame un sueño